Ernesto Castillo y Fabiola Zavala renuncian a la presidencia y secretaría general del PRI en Campeche

martes, 18 de septiembre de 2018
CAMPECHE, Camp. (apro).- Censurados por la propia militancia, Ernesto Castillo Rosado y Fabiola Zavala Díaz presentaron sus respectivas renuncias a la presidencia y secretaría general del Comité Directivo Estatal del Partido Revolucionario Institucional (PRI). El pasado 5 de diciembre, Castillo Rosado --impuesto en el cargo por el gobernador Alejandro Moreno Cárdenas a finales de 2015, sin méritos partidistas-- señaló desde la tribuna legislativa que, si los candidatos presidenciales fueran sometidos a exámenes antidoping en ese momento, el de su partido, José Antonio Meade Kuribreña, “sería el primero en dar positivo”. Y, por cierto, durante una visita de precampaña, Meade ofreció en un mitin en esta ciudad que se sometería a las pruebas que propuso Castillo Rosado y cuando regresara como candidato traería los resultados. No cumplió. En breves comunicados difundidos a través de sus cuentas de Twitter, ambos exdirigentes dieron a conocer hoy su dimisión e informaron que las cartas de renuncia fueron entregadas al delegado del CEN del PRI en el estado, Lázaro Jiménez Aquino. https://twitter.com/ErnestoCR_/status/1042062057938595840 Un mensaje similar emitió Zavala Díaz, pero con un agregado: “Agradezco la distinción de trabajar con un excelente equipo y aún mejor la oportunidad de servir. Mi reconocimiento a mi amigo y compañero Ernesto y a toda la militancia de nuestro querido Campeche”. Desde agosto pasado, priistas de las clases populares comenzaron a exigir la renuncia del “junior” Castillo Rosado por la “arrogancia” y desdén con que trataba a las bases militantes y por los magros resultados que consiguió en los comicios de julio pasado, donde el PRI perdió importantes posiciones y otras las retuvo mediante el fraude electoral. El PRI estatal, que de momento se encuentra acéfalo, no emitió pronunciamiento oficial alguno al respecto. Para suceder a Castillo y Zavala se perfilan los nombres de Laura Baqueiro Ramos, prima del gobernador, y Jorge Chanona Echeverría, nieto del extinto exgobernador Eugenio Echeverría Castellot, así como sobrino del magistrado Luis Lanz Gutiérrez de Velazco y del comisionado estatal de Seguridad, Manuel Lanz Novelo. Baqueiro Ramos, quien concluye su gestión como diputada local el próximo domingo 30, es presidenta de la Junta de Gobierno del Congreso local. Y Chanona fue secretario de Desarrollo Social y Desarrollo Humano hasta principios de este año, cuando renunció para contender por una diputación federal, pero perdió.

Comentarios