Exlíder magisterial de Chihuahua se desvanece en plena audiencia por crisis de ansiedad

martes, 18 de septiembre de 2018
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El exsecretario general de la sección 8 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) en Chihuahua, Alejandro Villarreal Aldaz, se desvaneció esta mañana debido a una crisis de ansiedad, durante la audiencia en el juicio que se le sigue por un presunto desvío de más de 3 millones de pesos. El exlíder sindical enfrentaba tres causas penales (por cinco y tres millones de pesos), pero esta tarde le imputaron una más (por tres y un millón de pesos), según la Consejería Jurídica del gobierno estatal. Mientras se realizaba la audiencia en la sala 2, donde el juez de Control Alexis Ornelas Pérez revisaba las medidas cautelares, Alejandro Villarreal se desvaneció, por lo que fue trasladado al hospital Central, donde fue dado de alta horas después. El imputado tiene una enfermedad hepática y el diagnóstico médico fue un cuadro de ansiedad. Más tarde se realizó otra audiencia para formularle la imputación de otro delito, con la representación del abogado defensor, en la Sala 13 del Centro de Justicia en la ciudad de Chihuahua. Hace casi un mes, el SNTE entregó un cheque por 5 millones de pesos como garantía ante el juzgado de Chihuahua para que Alejandro Villarreal enfrentara el primer proceso penal en libertad condicional, pero el juez no acreditó el documento. Los 5 millones de pesos desviados correspondientes a la primera causa penal debieron destinarse a bonos de maestros y a becas, pero no se hizo así. La defensa de Villarreal Aldaz depositó el pago ante la Secretaría de Hacienda estatal y defendió que el imputado vive en el domicilio que señaló en el fraccionamiento Jardines del Norte, y para comprobarlo presentó testimonios de su familia y vecinos. También depositó ante las autoridades correspondientes el pasaporte mexicano y la visa del exlíder magisterial, y alegó que éste tiene un padecimiento hepático que le demanda higiene y cuidados especiales como tratamiento. En esa ocasión, Ornelas Pérez le negó la modificación de la medida cautelar porque el cheque no estaba validado, y dejó sin efecto la solicitud de la defensa. El pasado 2 de julio, el juez dictó auto de vinculación a proceso al exsecretario general de la sección 8 del SNTE, así como a Diógenes Bustamante Vela, director de los Servicios Estatales del Estado de Chihuahua (SEECH), y a Martha Patricia Barreras Banda, exdirectora de Administración de la misma dependencia, por su presunta responsabilidad en el desvío de 5 millones de pesos del erario estatal. Bustamante Vela enfrenta el proceso en libertad, luego de depositar 500 mil pesos de garantía. El juez aprobó la medida porque se trata de un adulto mayor de 80 años. Villarreal y Barreras se encuentran detenidos en el Centro de Reinserción Social estatal número 1 de Aquiles Serdán. Los exfuncionarios del gobierno de César Duarte Jáquez están acusados de desviar el dinero entre abril y mayo de 2016, ya que presuntamente simularon procedimientos administrativos, uno por un millón 200 mil pesos y otro por 3 millones 800 mil pesos, dinero que debió ser utilizado para pagar bonos por concepto del Día del Maestro y becas de nivel medio superior para los hijos de los trabajadores, apoyos que nunca recibieron. Para efectuar el desvío integraron una solicitud de suficiencia presupuestal y documentación para justificar la salida del numerario de una cuenta bancaria perteneciente a la Secretaría de Hacienda con la expedición del cheque 1329358, con fecha 29 de abril de 2016, y su cobro el 2 de mayo siguiente. Cuando procesaron a Villarreal, el gobernador Javier Corral Jurado adelantó que enfrentaría más casos de desvío. El exdirigente magisterial fue investigado por una denuncia de la actual Secretaría de Educación y Deporte, dependencia de la que se desviaron recursos destinados a maestros, para beneficio de aquél. Y a partir de esta tarde enfrenta otra causa penal más.

Comentarios