Tardaron ministeriales años en integrar expedientes contra mandos de Acapulco: Astudillo

miércoles, 26 de septiembre de 2018
CHILPANCINGO, Gro. (apro).- El gobernador Héctor Astudillo Flores admitió que los dos mandos de la Policía municipal de Acapulco, detenidos ayer y vinculados a proceso por el delito de homicidio calificado, tenían señalamientos desde hace tres años por presuntos nexos con el narco y que seguían operando porque las autoridades ministeriales no integraban los expedientes. Por su parte, el edil porteño, Evodio Velázquez Aguirre contradijo al mandatario al decir que Astudillo le informó que los inculpados tenían una averiguación previa y orden de aprehensión desde el 2009 en la administración del actual senador priista, Manuel Añorve Baños y que fue hasta ayer cuando se hizo efectiva. No obstante, el alcalde perredista evadió decir por qué mantuvo a los comandantes Luis Alarcón Martínez “El Fénix”, y Brian Antonio “El Brayan”, en cargos estratégicos y se limitó a decir que ambos venían trabajando desde administraciones pasadas y que la investigación la realizó el gobierno del estado, a través de la Fiscalía estatal. En tanto, la sede de la Secretaría de Seguridad Pública municipal, permanece sitiada por infantes de Marina y más de mil agentes preventivos y de transito acuartelados. Entrevistado en medios radiofónicos, Astudillo dijo que la detención de los dos mandos que provocó el desarme de la Policía municipal, “es un tema delicado y era un clamor social, todo esto vino construyéndose derivado de una serie de señalamientos, comentarios y noticias que se fueron armando en torno a las órdenes de aprehensión”. “La información que se tenía es que dentro de la Policía municipal había elementos que operaban como mandos pero que, a su vez, tenían una serie de señalamientos y había que quebrar ese tipo de alianzas que puedan existir entre los delincuentes que están afuera y los que están incrustados dentro de la Policía”. También, confirmó que los comandantes Luis Alarcón Martínez “El Fénix”, y Brian Antonio “El Brayan” fueron trasladados al penal de Tuxpan en Iguala para evitar encarcelarlos en el penal de Las Cruces en Acapulco “para evitar confrontaciones, consecuencias que luego ocasionan este tipo de determinaciones”, como informó ayer Apro. No obstante, Astudillo no pudo explicar por qué la investigación ministerial contra los comandantes de la Policía municipal porteña demoró nueve años y tampoco precisó si el caso va a llegar a alcanzar a autoridades municipales de primer nivel.

Comentarios