Trabajadores del diario guerrerense 'El Sur” denuncian despido ante recorte en publicidad oficial

jueves, 6 de septiembre de 2018 · 14:21
CHILPANCINGO (apro).- Un grupo de nueve trabajadores del periódico El Sur de Guerrero denunciaron que fueron despedidos de forma injustificada porque los directores argumentaron que el gobernador priista Héctor Astudillo Flores y el alcalde perredista de Acapulco Evodio Velázquez “redujeron y no pagan los convenios de publicidad”. El hecho exhibe el nivel de corrupción y opacidad en el tema de publicidad oficial en la entidad donde los políticos destinan cantidades millonarias de recursos públicos para promover su imagen personal y se niegan a transparentar y definir criterios de asignación de recursos públicos a medios de comunicación. Esta acción es definida por organizaciones como Artículo XIX y Fundar como un mecanismo de cooptación de la línea editorial y reporteros que representa una estrategia de censura sutil que vulnera la Libertad de Expresión y el derecho de la sociedad a estar informada. Durante la mañana, los reporteros inconformes acudieron a las oficinas de la Junta Local de Conciliación y Arbitraje de esta capital donde denunciaron públicamente que el director del medio, Juan Angulo Osorio los despidió de forma gradual desde el pasado martes 14 de agosto. En una reunión privada con los trabajadores, Angulo Osorio argumentó que la empresa “atraviesa por una grave crisis económica provocada por la reducción del convenio de publicidad institucional del gobierno estatal y por la falta de pago de los boletines del ayuntamiento de Acapulco desde febrero”, indicaron los inconformes. En consecuencia, los directivos tomaron medidas drásticas de austeridad que se enfocaron en despedir a nueve trabajadores, entre administrativos, reporteros, editores y fotógrafos con amplia trayectoria periodística como Eric Chavelas Hernández. Al respecto, los trabajadores despedidos calificaron como “un acto represivo” de los directores del diario local y responsabilizaron al gobernador Astudillo y al edil porteño de esta situación por el hecho de mantener en la opacidad y manejar a discreción los recursos millonarios destinados a publicidad oficial. En noviembre pasado, Apro informó que el gobierno de Héctor Astudillo Flores ha gastado en dos años más de 587 millones de pesos para difundir publicidad oficial en medios de comunicación y entregar “apoyos económicos” a comunicadores, entre ellos Joaquín López Dóriga, Adela Micha y una legión de conductores, columnistas, editores, reporteros y fotógrafos. Incluso, el gobierno de Guerrero patrocina con recursos públicos a empresas de marketing y monitoreo de medios de comunicación como Botón Rojo; Arista Somital Ventures; Inteliscam y PRI MX, el organismo del Tricolor encargado de diseñar y operar la estrategia digital del partido a nivel nacional. La cantidad destinada a publicidad oficial durante los dos años de la administración estatal asciende a 586 millones 954 mil 568 pesos para promocionar la imagen del gobernador Astudillo en 155 empresas de medios de comunicación electrónicos, impresos y digitales. Asimismo, “apoyó” a más de 200 conductores de radio y televisión, editores de medios impresos y digitales, reporteros, fotógrafos y columnistas, con cantidades “en efectivo” y “transferencias bancarias” que van de 100 mil a mil pesos mensuales, señala el informe de la Dirección General de Comunicación Social. Incluso, el mes pasado, se dio a conocer que los diputados de la pasada LXI legislatura local que presidió el exdiputado priista Héctor Vicario Castrejón destinó más de 51 millones de pesos en tres años por concepto de “apoyos” y pago por “servicios publicitarios” a medios de comunicación sin criterios transparentes de la asignación de estos recursos públicos. De acuerdo a información oficial, la dirección de comunicación social del Congreso que sigue dirigiendo Jaime García Moreno maneja de manera discrecional y en total opacidad, tres listados donde contempla “convenios” con 117 empresas y particulares por un monto de un millón 303 mil 980 pesos; así como el “pago” a 13 columnistas por 70 mil pesos y “apoyo” a un centenar de reporteros por 110 mil pesos. De esta forma es como se manejan los recursos públicos destinados a publicidad oficial en la entidad.