'¡Quiero una graduación, no un funeral!”, clama la comunidad del TecNM tras el crimen de Gabriel Luna

martes, 1 de octubre de 2019
CELAYA, Gto. (apro).- “¡Quiero una graduación, no un funeral!”, fue la expresión a gritos de un anhelo, la exigencia que en una voz corearon miles de estudiantes del Tecnológico Nacional de México en Celaya que salieron este martes a las calles de la ciudad para protestar por la ineficacia de las autoridades para brindarles seguridad, luego del asesinato de su compañero Gabriel Luna Ibarra el sábado 28, cuando fue apuñalado por un asaltante cerca de la escuela. Alumnos, personal académico y trabajadores administrativos, formaron por lo menos tres contingentes que literalmente tomaron varias de las principales avenidas de la ciudad, como el bulevar Adolfo López Mateos, la avenida Tecnológico y el Eje Norponiente, donde bloquearon la circulación mientras gritaban reclamos a la alcaldesa panista Elvira Paniagua y en contra de otras autoridades. A la exigencia de justicia por el asesinato de Gabriel Luna Ibarra, las y los alumnos sumaron también el nombre de Francisca Aguirre, quien desapareció a fines de enero de esta ciudad y fue encontrada asesinada en marzo, en un predio baldío en San Miguel de Allende. Numerosos automovilistas que tuvieron que esperar mientras los alumnos del Tecnológico cerraban las vialidades hicieron sonar las bocinas de sus vehículos, como un acto de solidaridad con la manifestación estudiantil en esta ciudad que no tiene paz. Lo mismo hicieron decenas de personas que en las calles observaron la manifiesta indignación estudiantil por los asesinatos de sus compañeros, a través de consignas como “¡Quiero estudiar sin miedo!”; “¡Elvira Paniagua, no sirves para nada!” o “¡Yo también puedo ser Gabo!”. A las marchas se unieron estudiantes de la Preparatoria Oficial, que llegaron hasta el exterior de la Presidencia Municipal y manifestaron su solidaridad con la comunidad “Lince” del TecNM en Celaya. La alcaldesa Elvira Paniagua apenas atinó a pedir el resguardo de las instalaciones de la Presidencia, con elementos y patrullas de Seguridad Pública. Los contingentes regresaron a la sede del Tec, misma que clausuraron de manera simbólica con unas cadenas y varias pancartas. Allí, el Consejo estudiantil del Tecnológico anunció una segunda marcha para el miércoles  al mediodía, dirigida a la Presidencia Municipal. “Queremos operativos eficaces” En una carta que hizo pública la comunidad estudiantil y académica del Instituto Tecnológico Nacional en Celaya, se insistió en la exigencia a las autoridades para que implementen “operativos eficaces” y no como los que con diversos nombres han anunciado de manera conjunta el gobierno municipal y del estado, que señalan como fallidos. La comunidad exigió castigo no solamente para los homicidas de Francisca Aguirre y Gabriel Luna, sino también para los criminales que asolan a la institución y que han asaltado y agredido a otros alumnos y personal del Tec. “En el mes de marzo, dos de nuestros compañeros fueron apuñalados en la periferia del instituto, al ser asaltados y sobreviviendo milagrosamente con el mismo modus operandi de la agresión a Gabriel. Aunado a esto, continúan los constantes asaltos que sufren los estudiantes y trabajadores durante sus traslados escolares”, refiere la carta pública. En este punto, señalan que los actos delictivos mencionados no son aislados, sino que “sufrimos el ataque continuo de una banda criminal que vive en las colonias aledañas a nuestra institución”, ataques que permanecen impunes. El documento está dirigido al presidente Andrés Manuel López Obrador, al Secretario de Educación Esteban Moctezuma; al gobernador Diego Sinhue Rodríguez, al Fiscal general Carlos Zamarripa Aguirre y a la alcaldesa Elvira Paniagua. La comunidad del Tec deploró que a pesar de reunirse y escuchar compromisos de parte de funcionarios del gobierno del estado, de la Fiscalía general del estado y de la alcaldesa, esto “no ha tenido repercusiones”. “Del mismo modo hemos organizado dos marchas pacíficas en nuestra ciudad, esperando con eso llegar a oídos de quien pudiera resolver nuestra situación y tampoco se ha logrado nada”.  

Comentarios