Alcalde de Ameca se niega a devolver predio a un campesino, pese a sentencia judicial

miércoles, 2 de octubre de 2019
GUADALAJARA, Jal. (apro).- Pese a existir una sentencia judicial, el alcalde de Ameca, Juan Valentín Serrano Jiménez, se niega a devolverle al campesino Manuel Hernández Arias, de 72 años, un predio de 1.5 hectáreas donde se pretendía construir un relleno sanitario. En 2014, el Tribunal Unitario Agrario Distrito Trece, dentro del expediente 264/2010, resolvió: "Se condena al presidente municipal de Ameca, al síndico municipal, el regidor propietario de aseo público y el servidor público encargado de la Secretaría del ayuntamiento a la desocupación y entrega material y jurídica de la parcela 21 del ejido Los Pilares” a Manuel Hernández. Sin embargo, el presidente municipal pide que el campesino devuelva la inversión de aproximadamente 6 millones que hicieron pasadas administraciones en el sitio señalado. Mediante el oficio 84/2018, con fecha 15 de octubre de 2018, Serrano Jiménez respondió al afectado que en la parcela 21, entre el 21 de diciembre de 2009 y febrero de 2010, se realizó una inversión de aproximadamente 6 millones de pesos por parte de las Secretarías de Medio Ambiente federal y estatal, para reacondicionar el lugar como relleno sanitario, y se entregó la obra al municipio. Por este motivo, añade el documento, "nos encontramos impedidos para realizar la entrega material de la parcela o la realización de un nuevo convenio, ya que este gobierno municipal se encuentra en espera de una resolución emitida por la Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial, respecto al monto que se tendría que devolver respecto a la inversión realizada para el equipamiento del terreno del relleno sanitario". En 2004, Manuel Hernández firmó un convenio con el municipio para entregarle 1.5 hectáreas de las seis que son de su propiedad, en el predio llamado San José de los Pilones, a cambio de 3 mil 200 pesos mensuales hasta 2019. No obstante, la autoridad municipal de Ameca se adjudicó el total del terreno, dejaron de pagar la renta a Manuel Hernández y, siendo éste el propietario, el ayuntamiento lo contrató para que cuidara el lugar como espacio municipal. Cuando dejó de recibir la renta por parte del municipio, el afectado pidió que se respetara el contrato. Lo único que consiguió fue que el entonces alcalde desconociera el convenio, que lo despidieran y que fuera acusado por el ayuntamiento del despojo de su propio terreno. El hombre fue detenido y liberado tras pagar una fianza de 20 mil pesos, de los 200 mil que le habían fijado. Luego acudió ante el Tribunal Unitario Agrario, que dejó sin efecto el contrato y ordenó regresar el predio a su dueño. "Fue en 2014 que el Tribunal Agrario dejó sin efecto este contrato y ordenó regresar el predio a su dueño original, lo cual no se ha concretado, debido a que el ayuntamiento de Ameca le exige a don Manuel Hernández un pago de seis millones de pesos que el gobierno estatal, a través de la Secretaría de Infraestructura y Obra Pública y la Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial, invirtió en el relleno", refirió su abogado Sergio Becerra Mares.