Acusan que Valorsum retomó plan de incineradora de residuos en Tizayuca

martes, 22 de octubre de 2019
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- A pesar de contar con una suspensión de actividades, la empresa Valorización de Residuos Sólidos Urbanos de México (Valorsum) retomó la construcción de la incineradora de residuos en la comunidad de Tepojaco, municipio de Tizayuca, Hidalgo, denunció el Frente de Comunidades Unidas de dicha localidad. Además, solicitó al gobierno de Omar Fayad la cancelación definitiva de la planta, debido a que pone en riesgo la salud ambiental de la región. En un comunicado, la organización recordó que desde 2016 las comunidades de Tizayuca y Temascalapa se han opuesto al proyecto de la empresa Valorsum, aunque hasta ahora sólo han conseguido la suspensión por incumplir con algunas normas y reglamentos a nivel federal y estatal. Sin embargo, lo que el Frente de Comunidades Unidas busca es un posicionamiento real por parte de las autoridades estatales, pues se mantiene el riesgo de que el proyecto se apruebe y comience a operar sin los permisos correspondientes. Esto, indicaron, debido a que desde hace una semana la empresa Valorsum retomó los trabajos dentro del predio, a donde ha estado ingresando maquinaria similar a la de la incineradora. Jorge Tadeo Vargas, coordinador del Laboratorio de Investigación en Desarrollo Comunitario y Sustentabilidad (LIDECS), lamentó la opacidad con la que se ha manejado el proceso por parte del gobierno estatal. “Es importante una declaración del gobierno estatal por medio de sus instituciones encargadas de proteger el medio ambiente como la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales local (SEMARNATH) y la Procuraduría Estatal de Protección Al Ambiente (PROESPA) donde se cancele de forma definitiva el proyecto”, afirmó. Vargas rechazó que la incineradora de residuos pueda solucionar la problemática que se vive en el estado y aseguró que lo planes de Basura Cero son el camino a recorrer por parte de los municipios para el manejo de sus residuos sólidos urbanos. Por su parte, Brisa Violeta Carrasco Gallegos, investigadora de la Facultad de Geografía de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM), señaló que el proyecto va contra las políticas de la Unión Europea y de los Estados Unidos que buscan dejar de producir energía por  termo valorización para el 2022, por la peligrosidad que esta práctica conlleva. En el caso específico de la empresa Valorsum, detalló, la maquinara que se piensa utilizar es obsoleta. Fue comprada de segunda mano, dijo, a una empresa de los Estados Unidos, lo cual, indicó, aumenta el riesgo para la salud. En tanto, Leticia González Escalona, miembro del Frente de Comunidades Unidas de Tizayuca, consideró indispensable que el gobierno estatal se pronuncie de una vez al respecto  y cancele el contrato público-privado que hizo con la empresa Valorsum, pues no se consultó a la población, misma que se opone al proyecto. “Las políticas globales van encaminadas a planes de Basura Cero, el cierre del círculo de los residuos, economía circular y como ya lo ha expresado el secretario de ecología del Estado, la incineración no está en los planes del gobierno, es importante que entonces este proyecto sea cancelado definitivamente”, concluyó.  

Comentarios