Morenistas de Puebla piden limpiar proceso interno, no suspenderlo

miércoles, 23 de octubre de 2019
PUEBLA, Pue. (apro).- El Comité Ejecutivo Estatal (CEE) de Morena denunciará ante la Comisión de Honor y Justicia del partido las anomalías que se registraron durante las asambleas distritales realizadas el domingo 20, para exigir que se limpie el proceso interno. En rueda de prensa, dirigentes, legisladores y militantes reconocieron que en la jornada privó el acarreo, manipulación del voto, falsificación de códigos QR, rasuramiento del padrón y hasta la presencia de personas armadas, sin embargo, consideraron que la renovación de los órganos internos de Morena debe seguir adelante y reponerse. De acuerdo con Mario Bracamontes, delegado en funciones de presidente del CEE, la comisión debe sancionar a los responsables de todas las anomalías registradas, para que los hechos no queden impunes y Morena no caiga en los mismos vicios que antes criticó a otros partidos. Bracamontes se negó a precisar quién operó el proceso en el que seis de las 15 asambleas distritales se suspendieron, pero otros militantes –presentes en la rueda de prensa--, como el activista Alfonso Aco Cortés y el excandidato a la gubernatura, Abraham Quiroz, acusaron directamente a funcionarios del gobierno estatal. Quiroz recordó que desde antes de que arrancara el proceso interno, la dirigente nacional, Yeidckol Polevnsky, anticipó que no había condiciones para que se llevaran a cabo las asambleas, por lo que el operativo del domingo parecía ser parte de un “acuerdo” para que su dicho se confirmara y al partido no le quede otra que mantener a la actual dirigencia. Por su lado, el diputado federal Alejandro Carvajal hizo un llamado a la auténtica militancia de Morena para mantener la unidad y mandar un mensaje a quienes desde el poder público quieren desestabilizar al partido. “No vamos a permitir interferencias del poder público, así lo ha establecido el presidente (Andrés Manuel López Obrador) y así nos hemos comprometido. Morena seguirá fuerte, Morena es muy grande, más que una serie de actores externos que quieren desestabilizarlo”, expresó. El también diputado federal David Bautista Rivera dijo que ante el hecho de que en Puebla hubo “mano negra”, lo que mancha a Morena, los fundadores y militantes del partido deben cerrar filas, proteger al partido y exigir que el proceso interno se “limpie”. El activista y militante Alfonso Aco Cortés, procedente de la Sierra Nororiental, afirmó que las personas que operaron el domingo en esa región, como Salvador Tino Martínez, Jesús de la Luz Sánchez y Alejandro Márquez, tienen en común trabajar para el gobierno estatal, e hizo lo mismo el presidente municipal de Zautla, el morenista Víctor Manuel Iglesias Parra, abundó. “Allá lo que vimos fue el cinismo, con bonchecitos de QR bajaban a la gente, les daban su QR, su prerregistro y sus 200 pesos (antes de ingresar a la asamblea)”, relató. El secretario del CEE, Edgar Garmendia, coincidió en que fue un procedimiento que privó en todas las asambleas que se realizaron, y fue conducido por autoridades municipales y funcionarios del gobierno estatal para dirigir el voto de personas acarreadas para designar a los consejeros que ya estaban pactados. Luego del proceso del domingo, añadió, hay medios afines al gobierno estatal que ya dan por hecho que Eduardo Gandur será el próximo dirigente de Morena en Puebla, cuando la Asamblea Estatal está programada para el 10 de noviembre. Bracamontes explicó que el CEE presentará un escrito a la Comisión Nacional de Honor y Justicia en el que se denunciarán todas las irregularidades que se presentaron, y esperarán el veredicto del CEN del partido sobre lo que procede desde el punto de vista jurídico, pero también ético. “Sabemos que hay una tónica, que hay una intervención generalizada. Hay actos coincidentes que parecen corresponder a un modo o a un patrón, y estos actos son violatorios a nuestros estatutos y a la legalidad en general”, expuso. Aunque mencionó que desde Puebla harán un pronunciamiento para que se concreten las asambleas que se suspendieron, también pedirán que algunas se anulen por todas las anomalías que se documentaron, y que vuelvan a realizarse, pero apegadas a los estatutos y sin la intervención de “factores externos”. Por separado, la diputada Inés Parra Juárez pidió a la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (FEPADE) que investigue denuncias por la supuesta injerencia del gobernador Miguel Barbosa Huerta y de presidentes municipales, en las asambleas distritales para la renovación de la dirigencia de Morena en Puebla. Asimismo, ubicó al experredista Eric Cotoñeto, cercano a Barbosa, como la persona que recorrió las cabeceras municipales para organizar con los alcaldes la operación con la que se infiltró a personas ajenas al partido, que no tenían códigos de pre registro, a fin de que eligieran “consejeros a modo”. A su vez, Cotoñeto acusó al súper delegado del gobierno federal, Rodrigo Abdala Dartigues, de operar con sus colaboradores para usar y condicionar recursos de programas federales para la compra de votos de los participantes en las asambleas del domingo.

Comentarios