Edomex debe solventar al menos 517 mdp de Cuenta Pública 2018: OSFEM

jueves, 24 de octubre de 2019
TOLUCA, Edomex. (apro).- El gobierno del Estado de México debe solventar el uso de al menos 517 millones de pesos derivados de la revisión realizada por el Órgano Superior de Fiscalización (OSFEM) a la Cuenta Pública Estatal 2018. Tanech Sánchez, presidente de la Comisión de Vigilancia del OSFEM, indicó que el monto del informe es “muy” preliminar, pues de 28 auditorías especiales programadas para ese ejercicio fiscal, sólo se concluyeron 11; es decir, el avance apenas es de 35%. “A la fecha, del ámbito estatal se determinaron mil 774 millones de pesos en solventaciones, de los que mil 257 millones ya fueron solventados en la etapa de aclaración, y quedan por solventar 517 millones de pesos, pero estas cifras son muy preliminares”, precisó. El morenista advirtió que se corre el riesgo de calificar la Cuenta Pública 2018 sin conocer los resultados de 17 auditorías financieras y de obra, pues los auditores especiales comprometieron los resultados faltantes el 29 de noviembre y el documento debe calificarse por la Legislatura el 5 de diciembre próximo. Los auditores especiales refirieron que se tienen seis auditorías a punto de concluir, que implicarían otros “52.6 millones de pesos” en montos por aclarar de parte de la administración estatal. Sánchez Ángeles precisó que los datos de la revisión del OSFEM arrojan que 57 procedimientos han sido promovidos ante el Tribunal de Justicia Administrativa, lo que desde su punto de vista es delicado porque contrasta con 2017, cuando se iniciaron más de 257 procedimientos administrativos. De los 57 procedimientos administrativos derivados de la Cuenta Pública 2018, 10 ya están resueltos, mientras los resarcitorios no superan la cantidad global de millón y medio de pesos (de un ingreso por 343 mil millones), y apenas un organismo devolvió 700 mil pesos y de allí hacia abajo montos menores. Sobre la información que ya se tiene, indicó que al 31 de diciembre de 2018 la Universidad Autónoma de México (UAEMex) debía al Instituto de Seguridad Social de la entidad (ISSEMyM) mil 300 millones de pesos en cuotas y aportaciones, pero a agosto de 2019 esa deuda ya rebasó los mil 700 millones de pesos. La comparación entre activos y pasivos de la UAEMex detectó retenciones por pagar por mil 825 millones de pesos al cierre del 31 de agosto, adeudo que corresponde al ISSEMyM, ISR y al impuesto estatal del 3% sobre erogaciones o remuneraciones al trabajo personal. No obstante, la Universidad tiene activos por mil 380 millones de pesos en inversiones, cuentas por cobrar a deudores diversos por 3 mil 095 y 937 millones en bancos, lo que le permitiría solventar sus adeudos y aún así contar con una reserva económica. Los activos de la UAEMex presentan un incremento de 464 millones 258 mil 200 pesos al cierre de 2018 con respecto al cierre del ejercicio 2017. En el ISSEMyM, destacó, hay casi mil solicitudes de pensiones que no han podido realizar su trámite y recibir pago. Hay trámites que tardan más de dos años y los pensionados esperan más de 700 días para recibir su primera quincena, por lo que “la situación es muy grave”. En el Instituto de Salud de la entidad (ISEM), expuso, también ha crecido la deuda: “hasta diciembre del año pasado el reporte era de más de 8 mil millones de pesos, pero hay que conocer el corte al 31 de agosto de 2019 y no dudo que ya esté rebasando los 10 mil millones de pesos; la auditoría especial al ISEM no ha concluido”. Tampoco ha terminado la investigación ordenada a los Cuerpos de Seguridad Auxiliar del Estado de México y Municipios (CUSAEM), por lo que insistió en que o hay omisión y parcialidad, o una falta de empeño de los auditores para concluir el trabajo. Los diputados consideraron que tampoco existe información suficiente sobre la aplicación de los 14 programas sociales que maneja la Secretaría de Desarrollo Social estatal. Por tanto, Sánchez Ángeles consideró necesario hacer una mayor presión sobre los auditores del OSFEM; e insistió en la necesidad de reestructurar totalmente al organismo, incluyendo a los auditores especiales por no concluir su trabajo –las auditorías que ellos mismos programaron- para elaborar el informe de la Cuenta Pública 2018, pues los resultados que arrojan son la herramienta técnica para que los diputados aprueben o rechacen el manejo de las finanzas públicas.

Comentarios