Hijo de Garza Sada llama 'chiflados, loquitos y cobardes” a asesinos del empresario

lunes, 28 de octubre de 2019
MONTERREY, N.L. (apro). - David Garza Lagüera, hijo del empresario Eugenio Garza Sada, calificó de “chiflados, loquitos y cobardes” a los guerrilleros que intentaron secuestrar a su padre en el que el industrial resultó muerto en 1973. Al acudir como invitado a la instalación del altar de muertos dedicado al magnate regiomontano en el Congreso local, el vástago de Garza Sada consideró que todos los jóvenes tienen aspiraciones, pero deben encausarlas, no como lo hicieron los integrantes de la Liga 23 de septiembre que ocasionaron el magnicidio. “Fueron jóvenes idealistas. Todos ustedes, yo mismo, fuimos idealistas, pero ubicados, no chiflados y loquitos. (Fueron) cobardísimos. Yo opino así de ellos: son chiflados, cobardes, locos, desubicados, qué más te digo”, señaló el empresario en su visita a la sede legislativa. De igual manera, consideró que es un despropósito respaldar a los perpetradores del operativo guerrillero efectuado el 17 de septiembre de 1973, acción en la que murió el fundador de la cervecería Cuauhtémoc y del Tecnológico de Monterrey. “Lo mínimo es que están locos (los que defienden a los guerrilleros). Los marxistas-leninistas donde se ha aplicado ese tipo, no hay un país que haya mejorado. Todos han empeorado. Nunca (fueron jóvenes valientes)”; expuso Garza Lagüera en el recorrido efectuado hoy por la instalación del altar. En días pasados, se reavivó la polémica sobre la muerte de Eugenio, después de que Pedro Salmerón Sanguinés, ex director del Instituto Nacional de Estudios Históricos de las Revoluciones Mexicanas (INEHRM), calificara a los secuestradores “jóvenes valientes”. Acompañado de familiares, David Garza encomió el altar de muertos en el interior del recinto legislativo, creado con austeridad por integrantes de la Fundación Eugenio Garza Sada. Aplaudió la inclusión de gomas de mascar en el altar, pues recordaba que los domingos el patriarca premiaba a los niños que se portaban bien regalándoles “chicles”. “Se metieron a la investigación. Está muy bonito el detalle de que se hayan metido a investigar la vida de Don Eugenio para poner tantas fotos, etcétera. Nos sentimos sumamente orgullosos y comprometidos a intentar seguir su ejemplo y el legado que nos dejó a todos, a todo el país, de la obligación que tenemos los que de una forma u otra hemos tenido el privilegio de iniciar con más, tenemos más compromiso y más obligación de regresar a la sociedad y al pueblo parte de eso”, dijo.

Comentarios