Diputadas presentan iniciativa para prevenir, erradicar y sancionar la violencia obstétrica en Chiapas

martes, 29 de octubre de 2019
TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis. (apro).- Un grupo de diputadas presentó ante el pleno del Congreso local una iniciativa de ley para prevenir, erradicar y sancionar la violencia obstétrica en los centros de salud públicos y privados de la entidad. Con el lema “Cállate y puja”, Olga luz Espinosa Morales, Luz María Palacios Farrera, Silvia Torreblanca Alfaro, Patricia Ruiz Vilchis y Cinthia Vianney Reyes Sumuano, integrantes de la sexagésimo séptima Legislatura, presentaron este martes la propuesta para reformar y adicionar diversos artículos a la Ley de Desarrollo Constitucional para la Igualdad de Género y Acceso a una Vida Libre de Violencia para las Mujeres en el estado de Chiapas, así como a la Ley de Salud. Antes de ser presentada para su aprobación, la iniciativa fue turnada a las Comisiones de Igualdad de Género y de Salubridad y Asistencia, para su análisis y dictamen. En tribuna, la diputada perredista Olga Luz Espinosa Morales señaló que la violencia obstétrica se sigue presentando en los centros de salud, violentando y discriminando los derechos humanos de las mujeres, quienes, subrayó, “queremos tener las mismas posibilidades y derechos”. A nombre del grupo de legisladoras, Espinosa Morales expresó que actualmente la Ley de Desarrollo Constitucional para la Igualdad define, en su artículo 49 fracción VII, que es violencia obstétrica aquella que se da con tratos crueles e inhumanos o degradantes por parte del personal de salud, así como el abuso de medicalización, junto con la descalificación sobre la capacidad para decidir de manera libre e informada en los procesos reproductivos. Esta violencia, abundó, está arraigada en los procedimientos médicos y va del daño psicológico al físico durante el embarazo, parto o postparto, y el maltrato se agrava en las mujeres indígenas que reciben burlas, descalificaciones, falta de atención o procedimientos como el tacto vaginal frecuente por un gran número de personal, sin justificación alguna. También es nula la explicación de los procedimientos que deben realizarse, a lo que se suma la negligencia, cuyo desenlace ha sido la muerte materno infantil. La violencia obstétrica, insistió, “es muy amplia y muchas mujeres la hemos padecido sin saberlo, y está íntimamente relacionada con la muerte materna”. De acuerdo con la diputada, en 2018 Chiapas fue el primer lugar en muerte materna, con 77 casos, y este año vamos en el segundo a nivel nacional, con 42, precisó. La iniciativa presentada este martes busca adicionar la fracción IV en el artículo 50 de la Ley de Salud del estado de Chiapas y reformar la fracción VII del artículo 87 de la Ley de Desarrollo Constitucional para la Igualdad, a fin de que la Secretaría de Salud sea la institución que establezca cuantas acciones sean necesarias para prevenir y erradicar la violencia obstétrica, y que las mujeres en la entidad tengan un embarazo, parto y puerperio digno, seguro e informado. Según Espinosa Morales, la propuesta tendrá efectos significativos en los derechos reproductivos de las mujeres, por lo que –recalcó-- es momento de pasar del discurso a las acciones afirmativas en beneficio de las mujeres. “Las mujeres no queremos tener mejores derechos, queremos la igualdad sustantiva, queremos que desaparezcan los pisos pegajosos y los techos de cristal, que impiden que las mujeres ejerzamos de manera plena nuestros derechos”, finalizó.

Comentarios