Custodios del Cereso de Atlacholoaya paran labores por violencia de los reos

jueves, 31 de octubre de 2019
XOCHITEPEC, Mor. (apro).– Custodios del Centro de Reinserción Social (Cereso) Atlacholoaya, ubicado en el municipio de Xochitepec, en Morelos, se declararon en paro de labores luego de dos días de enfrentamientos violentos en el penal que dejaron siete muertos y varios heridos. Este jueves los custodios que debían comenzar su guardia rechazaron ingresar al Cereso, pues temen por su seguridad. Sus compañeros del turno anterior fueron tomados como rehenes por internos que exigían que no fueran trasladados a otros penales unos 40 prisioneros considerados peligrosos. Los cerca de 40 reos permanecieron en un autobús en el estacionamiento del Cereso, mientras en el penal los reos amenazaban con asesinar a los custodios si se concretaba el traslado o ingresaban las fuerzas federales. Los rehenes fueron liberados por la mañana, pero los custodios del siguiente turno iniciaron una protesta y se negaron a ingresar al penal. En una conferencia de prensa en las puertas del Cereso, los custodios demandaron que los 40 internos de alta peligrosidad sean trasladados a otros penales. También exigieron un aumento salarial, la creación de un tercer turno de custodios, el incremento del personal y el despido de algunos mandos. Las demandas fueron entregadas al titular de la Comisión Estatal de Seguridad Pública (CES), José Antonio Ortiz Guarneros.
“La petición más importante es que se lleven a los conflictivos y a los malos. No tenemos aumento (de salario) en años. Ganamos 3 mil 200 pesos. ¿Quién se rifa la vida por eso? No tenemos seguro de vida. Eso es lo único que se está pidiendo”, sostuvo uno de los custodios.
A los guardias se sumaron también trabajadores administrativos, quienes dijeron temer represalias de los internos. Alrededor de las 14:30 horas, los custodios realizaron una reunión a las puertas del penal para resolver sus siguientes acciones, pues al parecer ya tenían algún ofrecimiento de las autoridades respecto a sus demandas. Por su parte, el gobierno del estado emitió un comunicado en el que prometió que la CES está definiendo “el incremento en sus prestaciones y mejores condiciones para el ejercicio de sus funciones”.