Astudillo admite pugna entre grupos criminales en Guerrero y acusa que pagan inserción en medios

miércoles, 13 de noviembre de 2019
CHILPANCINGO, Gro. (apro). - El gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo Flores, admitió que en la entidad existe una lucha territorial entre grupos delictivos que han desatado una ola de asesinatos y bloqueos carreteros en varias regiones de la entidad y centros turísticos. También, advirtió que el narco está mostrando nuevas formas de operatividad y puso como ejemplo una inserción pagada que se publicó en una plana completa del periódico Reforma el pasado lunes 11 de noviembre, donde lo acusan de brindar protección, a través de la policía estatal, al narcotraficante identificado como Crescenciano “El Chano” Arreola en el municipio de Petatlán. [caption id="attachment_606714" align="aligncenter" width="477"]Desplegado de inserción pagado publicado el lunes 11 de noviembre en el periódico Reforma Desplegado de inserción pagado publicado el lunes 11 de noviembre en el periódico Reforma[/caption] En respuesta a los señalamientos en su contra, Astudillo afirmó que los responsables de la publicación son integrantes del grupo delictivo denominado “Guardia Guerrerense” que lidera Oliver “El Ruso” Coria. No obstante, no se deslindó de las imputaciones que han sido acompañadas por fotografías en donde aparecen agentes estatales resguardando a “El Chano”. “Lo que nosotros tratamos de hacer es responsabilizarnos de los problemas que tenemos y tener muy claro que estamos en medio de una lucha en donde la delincuencia organizada muestra sus fuerzas territoriales y sus operatividades que creo que son muy claras, como es el caso del desplegado que salió en Reforma”, expresó públicamente Astudillo, consultado durante un acto oficial. “Si ustedes observan el desplegado nunca dice que quemaron camiones, y ustedes saben que quemaron camiones y además la actitud fue beligerante y de confrontación”, agregó el gobernador en relación a las protestas contra la policía estatal realizadas la semana pasada sobre la carretera federal Acapulco-Zihuatanejo, a la altura del municipio de Petatlán, que provocaron la suspensión de clases y temor en la franja turística de la región Costa Grande. Astudillo consideró que la estrategia contra el narco en la entidad que dirige el Ejército no sólo debe estar enfocada en el uso de las armas, sino también con inteligencia para saber qué está pasando y cómo se desarrollan “los acontecimientos y movimientos” de los grupos delictivos que en las últimas dos semanas han protagonizado enfrentamientos y una ola de ejecuciones y bloqueos de vías federales en Acapulco; Costa Grande; Taxco; Iguala y Tierra Caliente.

Comentarios