La fiscalía mexiquense investiga probable "asesino serial” en Toluca

jueves, 7 de noviembre de 2019
TOLUCA, Edomex (apro).- Tras confirmar el hallazgo de tres cuerpos de mujer en un domicilio del fraccionamiento Villas Santín de la capital mexiquense, el fiscal Alejandro Gómez reconoció que Óscar “N”, a quien se ha denominado en redes sociales como “el monstruo de Toluca” y por cuya localización se oferta una recompensa de hasta 300 mil pesos, pudiera ser el caso de un asesino serial. “Desde luego, al tener tres mujeres muertas por el mismo individuo, o que todos los indicios nos indican que se trata del mismo individuo, pues yo diría que sí (se trata de un asesino serial), pero vamos a esperar a integrar la carpeta”, indicó. https://twitter.com/FiscalEdomex/status/1191824977059815431?s=20 Los cadáveres fueron encontrados el pasado primero de noviembre, al cumplimentar una orden de cateo en el supuesto domicilio de este hombre para intentar localizar a Jessica Guadalupe Jaramillo Orihuela, pareja sentimental del presunto agresor. Al ingresar a la casa ubicada en el número 136 de la calle de Ponciano Díaz, se localizó el cuerpo de esta chica en el baño, pero debido a que los agentes también encontraron la tierra del jardín removida, “se ordenó la excavación correspondiente y encontramos dos cuerpos”. Por las ropas y otras características, indicó, uno de ellos ha sido identificado por sus familiares, pero se está a la espera de los resultados de las pruebas de ADN; mientras existen indicios sobre quién podría ser la tercera víctima. El titular de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM) indicó que se han identificado otros domicilios en los que habitó el presunto agresor y que también serán revisados. “Hay otros domicilios de este sujeto que será necesario igualmente inspeccionar y catear y estamos en ese proceso de la integración de las carpetas de investigación para obtener las órdenes correspondientes y eventualmente hacer los cargos respectivos… Esperemos no encontrar a nadie más”, confió. Gómez Sánchez admitió que Jessica fue asesinada pocas horas antes del ingreso de la policía a la vivienda. No obstante, rechazó que la dependencia a su cargo haya sido negligente o no actuara con diligencia para evitar la fuga del presunto responsable, pues debió esperar la autorización de la orden de cateo correspondiente, en tanto que haber irrumpido al domicilio sin ella habría implicado violar la ley. “Cuando tuvimos los elementos y datos de prueba correspondientes solicitamos una orden de cateo ante la autoridad judicial, quien en su momento tuvo dudas sobre los elementos que se estaban presentando y después nos emitió la orden… la otra opción habría sido violar la ley”, esgrimió. El pasado martes, la Fiscalía acordó ofrecer hasta 300 mil pesos de recompensa por información que lleve a localizar y detener al presunto feminicida.