Jalisco instala el Mecanismo Estatal contra la Tortura... con seis personas

viernes, 8 de noviembre de 2019
GUADALAJARA, Jal. (apro).– La Comisión Estatal de Derechos Humanos Jalisco (CEDHJ) se convirtió en la primera instancia en instalar el Mecanismo Estatal de Prevención de la Tortura en todo el país. Ahora, la CEDHJ no sólo podrá investigar e integrar quejas por tortura cometida por policías al momento de detención o en centros penitenciarios, sino que también realizará monitoreo de lugares donde existen personas privadas de su libertad. Entre ellos: reclusorios, hospitales psiquiátricos, anexos y centros de rehabilitación de adicciones; albergues para migrantes, adultos mayores, menores de edad, indígenas, mujeres y personas con discapacidad. A pesar de que entró en vigor hace más de dos años, la Ley General para para Prevenir, Investigar y Sancionar la Tortura, sólo en Jalisco se han realizado monitoreos preventivos a nueve sitios, entre ellos albergues, anexos y hospitales, según explicó Javier Perlasca Chávez, cuarto visitador de la CEDHJ. Explicó que, a raíz de que se firmó en enero pasado un convenio con la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), hace casi dos meses acudieron a nueve sitios, pero será hasta la primera semana de diciembre cuando se den a conocer los resultados. De 2011 a la fecha, la CEDHJ ha emitido 43 recomendaciones por tortura, y en ese mismo periodo se recibieron 590 quejas por dicho delito. 2015 fue el año en que se recibieron más quejas por tortura, y 2011 fue el menor, con ocho. En este año se acumulan 47 quejas. Mientras que por violación en materia penitenciaria se emitieron 13 recomendaciones, con un total de 398 quejas. La CNDH dio a conocer el jueves el Diagnóstico Nacional de Supervisión Penitenciaria, en el que Jalisco, en comparación con 2008, descendió del lugar 10 al 12. En ese diagnóstico se evalúan las garantías de las personas privadas de la libertad, estancia digna, condiciones de gobernabilidad y reinserción social del interno, entre otros puntos. “Sin embargo, la calificación mejoró: en 2008 teníamos 7.9, ahora en 2019 tenemos 7.11”, justificó el visitador. Las visitas de monitoreo que realizará la CEDHJ serán sorpresa y para ello se apoyarán sólo con seis personas, pero esperan el próximo año contar con más personal especializado. “Vamos a tratar de cubrir”, dijo Javier Perlasca. La tortura es un delito grave y de lesa humanidad, es imprescriptible, se persigue de oficio y no existe justificación para aplicarla, recordó el cuarto visitador. En el evento de instalación estuvo presente Carlos Garduño, encargado del Mecanismo de Prevención de la Tortura de la CNDH, así como funcionarios estatales y municipales, y representantes de la sociedad civil.

Comentarios