Acusan al gobierno de Oaxaca de proteger al agresor de saxofonista atacada con ácido

martes, 10 de diciembre de 2019
OAXACA, Oax. (apro).- “Esto es una chingadera”, porque a tres meses de que la saxofonista María Elena Ríos Ortiz fue atacada con ácido, presuntamente por órdenes de un empresario y político vinculado al Partido Revolucionario Institucional (PRI), la Fiscalía General del Estado de Oaxaca (FGEO) no sólo ha solapado este intento de feminicidio, sino que ahora ni siquiera recibe ni le contesta las llamadas a la familia que exige justicia. Así lo señaló la responsable del área jurídica de Consorcio para el Diálogo Parlamentario de Oaxaca, Yesica Sánchez Maya, quien destacó que el caso deja en evidencia la falta de voluntad política del gobernador Alejandro Murat Hinojosa, además de que no funciona el área de atención a víctimas, ni en la Secretaría de la Mujer ni en la FGEO. Si el fiscal no puede con el paquete, que renuncie y que se vaya al gabinete de Murat si pretende solapar su administración, pero que no disimule que hace algo por las mujeres con postales en Twitter. Sánchez Maya también cuestionó al Congreso local por solapar la ineptitud y omisión del fiscal, a quien –dijo-- deben de llamar a cuentas. El 11 de septiembre pasado, en Huajuapan de León, un hombre atacó a la saxofonista María Elena Ríos Ortiz, de 26 años de edad, a quien roció ácido en el cuerpo. Desde entonces la mujer permanece internada en el Hospital Civil de esta capital. El caso volvió a tener impacto este martes en las redes sociales, ante la desesperación de amigos y familiares, quienes solicitan ayuda económica para que María Elena sea trasladada a un hospital privado o de especialidades. Señalaron que la familia de la víctima ha permanecido en silencio durante tres meses por temor a sufrir represalias, debido a que el presunto autor intelectual del ataque es un prominente empresario y político del PRI. De igual manera, insistieron que la FGEO tiene identificado al agresor, pero, como ocurrió en el caso de la hija de la periodista Soledad Jarquín, asesinada en Juchitán, no ha procedido porque están involucrados personajes políticos. “Mi hermana dio una declaración y dice claramente quién es. Ella sabe quién es (el agresor). La Fiscalía sabe quién es, todos sabemos quién es, pero no hay detenidos, todo indica que lo están protegiendo”, añadió un hermano de María Elena. “Es muy grave el descuido de la Fiscalía, que ya no recibe a la familia, cuando el tema prioritario es fincar la responsabilidad a los responsables tanto materiales como intelectuales”, expresó Sánchez Maya. Añadió: “Como hay clase política involucrada no pasa nada. Urge que la fiscalía detenga a los responsables y tome en serio su trabajo, porque lo que ha quedado en evidencia es que a una sobreviviente le han mostrado poco interés y no es posible que no haya sido canalizada en hospitales especializados. “No están atendiendo a la familia de la artista que ha sobresalido, pero que tiene origen humilde y que además tiene miedo que vaya a haber represalias. Por cualquier cosa que suceda va a ser responsabilidad del fiscal. No sé qué espera, ¿que se muera la chava? No han sacado el ácido, es una chingadera lo que hace el fiscal y lo que hace el congreso para simular. Ya no solamente es que maten a las mujeres, sino que hay desplante de la fiscalía hacia las mujeres”, remató.