Sin rastro de los dos excandidatos a la alcaldía de Coahuayutla, Guerrero

jueves, 21 de febrero de 2019 · 13:36
CHILPANCINGO, Gro. (apro).- A más de dos semanas de haber sido desparecidos tras recibir amenazas de muerte del grupo delictivo Los Viagras, nada se sabe de los excandidatos a la alcaldía de Coahuayutla, Eleazar El Chay  Mercado Rodríguez y Leonel Vargas Mata. En tanto que el grupo antagónico que se asume cono extensión del Cartel Jalisco Nueva Generación (CJNG), y dirige Alfonso El Repetido Vargas, hijo del notario público 2 de Zihuatanejo, Carlos Vargas Nájera, difundió un video en redes sociales donde piden a sus rivales que “no se metan con gente inocente”, en franca alusión a los políticos desaparecidos y advierte un recrudecimiento de la violencia en este balneario de la Costa Grande de la entidad. El Repetido se adjudicó ayer la ejecución de una persona, cuya cabeza fue dejada en plena zona urbana de Zihuatanejo pese a la presencia de infantes de marina y corporaciones policiacas. El notario La historia del notario público 2, Carlos Francisco Vargas Nájera, quien se desempeñó como subprocurador de Justicia durante el interinato de Ángel Aguirre Rivero en la década de los noventa y se mantiene como miembro activo del PRI, ha estado marcada por la muerte y la tragedia. En los últimos tres años han sido asesinados tres hijos del notario, entre ellos Julio César Vargas Calvo, quien se desempeñaba como delegado del gobierno de Héctor Astudillo Flores en la región de la Costa Grande y fue privado de su libertad y posteriormente encontrado ejecutado en marzo de 2017. Previamente, el 26 de julio de 2016, Carlos Vargas Escobar -gemelo de El Repetido-, murió en un enfrentamiento entre soldados y presuntos integrantes de la delincuencia organizada en las inmediaciones del poblado de La Salitrera, municipio de José Azueta, en los límites de Guerrero y Michoacán. El comunicado oficial indica que un “presunto pistolero” perdió la vida y otros dos resultaron heridos, además de tres soldados, durante un enfrentamiento cuando los militares interceptaron una camioneta Audi blindada donde se desplazaban sujetos armados. Mientras que, en abril del año pasado, un grupo armado irrumpió en las oficinas de la Notaría 2 en Zihuatanejo y ejecutó a Francisco Vargas Calvo, otro hijo del notario Carlos Francisco Vargas Nájera y quien estaba postrado a una silla de ruedas. Ante esta situación, el gobierno de Guerrero se ha limitado a guardar silencio sobre este caso que exhibe presuntos nexos con el narco de una red de políticos de la Costa Grande donde actualmente grupos delictivos se disputan la plaza de Zihuatanejo. La guerra del Crystal Esta semana, se dio a conocer que el líder del grupo de autodefensa de Coahuayutla, Eleazar El Chay Mercado Rodríguez, así como Leonel Vargas Mata, empresario dedicado a la seguridad privada y exjefe de escoltas del exgobernador priista, René Juárez Cisneros, fueron reportados como desaparecidos por sus familiares desde hace dos semanas. Previamente, en redes sociales se difundió un video en el que un grupo de civiles armados, que se identifican como sicarios al servicio de La Familia Michoacana y Viagras, amenazaron de muerte a Eleazar El Chay Mercado. También, lanzaron advertencias contra Alfonso El Repetido Vargas, hijo del notario público 2 de Zihuatanejo, Carlos Vargas Nájera, informaron fuentes oficiales. A principios de este mes, Apro informó que la violencia que se vive en Zihuatanejo es conocida como “La guerra del Crystal”, como se le denomina a las metanfetaminas elaboradas en laboratorios clandestinos ubicados la sierra de este balneario, donde grupos delictivos mantienen una confrontación desde hace una década. Reportes oficiales indican que el grupo Sangre Nueva, brazo armado de Los Viagras que dirigen los hermanos Sierra Santana, comenzaron una nueva etapa violenta en Ixtapa-Zihuatanejo, ante la irrupción de la Guardia Guerrerense que se asume como extensión del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG). En “La guerra del Crystal” también está participando el grupo de La Familia Michoacana, de Arcelia, que dirige Johny El Mojarro Hurtado y grupos de autodefensa que han surgido recientemente en los municipios de Petatlán, Coahuayutla y La Unión, señalados por el gobernador Héctor Astudillo Flores como “parapetos del narco”.