La CMIC critica decisión de AMLO de dar prioridad a Tren Ligero de Jalisco

martes, 26 de febrero de 2019
GUADALAJARA, Jal. (apro).- Tras el anuncio del presidente Andrés Manuel López Obrador de que dará prioridad a la línea 3 del Tren Ligero de Guadalajara, el presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) en Jalisco, Luis Méndez Jaled criticó el alto costo de la obra y su baja capacidad para trasladar a pasajeros en comparación con un BRT (Bus Rapid Transit). En el 2014, se anunció que la obra costaría alrededor de 17 mil millones de pesos, y se tendría que terminar hace casi dos años, ahora Luis Méndez estima que alcanzaría los 32 mil millones, y calcula que se terminaría a mediados del siguiente año.
"Yo creo que (la obra) se pudo hacer con menos, siempre lo he dicho. Ni siquiera creo que sea la mejor opción la línea 3, creo que también hay que invertir en BRTs (...) si te menciono cuatro estaríamos hablando de una inversión, tal vez de 10 o 12 mil millones de pesos, entre las cuatro te podrían estar transportando el triple de lo que transporta una línea del tren ligero", refirió.
Recordó que la línea 3 movería a 233 mil pasajeros diarios y el BRT (Peribús) que correría por el Periférico trasladaría a casi 450 mil. Luis Méndez pidió al presidente que se haga una auditoría exhaustiva a la obra de la línea 3 y en caso de que se detecten actos de corrupción como compras de servicio, bienes o insumos a sobre costo, se sancione.
"Que se les castigue de forma enérgica a los constructores que vinieron a construir este proyecto tan importante y que sabemos que peso que se roban, peso que le afecta a nuestra sociedad", indicó.
De acuerdo con el anuncio de hoy de López Obrador para concluir la obra se necesitan cuatro mil 500 millones de pesos, pero dentro del presupuesto federal solo se había contemplado mil millones. Denuncia extorsiones En otro tema, el presidente de la CMIC comentó que su sector ha sido extorsionado por inspectores de la Secretaría del Trabajo para no aplicar multas a constructores. De la misma mala práctica se quejaron socios de la Coparmex.
"Es algo que nos tiene muy preocupados, hemos estado platicando con Marco Valerio (secretario del Trabajo) para que nos ayude a terminar con este tipo de extorsión que se está dando y se ha venido dando durante muchos años. Desafortunadamente ha sido un cáncer que no hemos podido exterminar y que afecta mucho a las obras que nuestros empresarios tienen", mencionó el líder de los constructores.
Dijo desconocer a cuánto ascendería el "moche", y estimó que de "cada 100 obras, tal vez 15 o 20 tienen esa problemática". Añadió que ya se ha denunciado dicha anomalía ante las autoridades, pero "no ha habido respuesta" y admitió que los afiliados a la CMIC también son culpables por ceder a la extorsión. Subrayó que la CMIC junto con la secretaría del Trabajo planean terminar con las extorsiones.      

Comentarios