Periodistas de Colima exigen justicia por el asesinato de Santiago Barroso Alfaro

lunes, 18 de marzo de 2019
COLIMA, Col. (apro).- Periodistas de esta capital se manifestaron afuera de Palacio de Gobierno para exigir justicia por el asesinato del comunicador Santiago Barroso Alfaro, ocurrido la noche del pasado viernes 15 en San Luis Río Colorado, Sonora. Los manifestantes consideraron preocupante el incremento de la violencia contra el gremio, pues a menos de cuatro meses de iniciado el actual sexenio federal, suman seis los periodistas privados de la vida. Los periodistas también pidieron al presidente Andrés Manuel López Obrador que deje de descalificar a la prensa crítica, llame a sus seguidores a respetar la libertad de expresión y, junto con los otros dos niveles de gobierno, aplique un plan emergente de protección al ejercicio periodístico. En el acto de protesta para honrar a colegas caídos, los reporteros formaron en el piso una cruz con veladoras encendidas, junto a un moño negro, y mostraron pancartas con consignas como “Justicia para Santiago Barroso”, “Justicia, no más periodistas asesinados”, “Decir la verdad no debe costar la vida”, “Nos están matando, ¡ni un@ más”, “Garantías para el periodismo crítico” y “Presidente, no descalifique a la prensa crítica”. El presidente de la Comisión General de Protección del Ejercicio Periodístico de Colima (Copip), Juan Carlos Flores Carrillo, dijo que el gremio se unió en “una enérgica protesta porque no estamos viendo una contundencia de todo el Estado, no sólo del gobierno federal, para proteger la vida y la integridad de los periodistas”. Tras añadir que se requiere la formulación de políticas públicas para proteger el oficio, subrayó: “No queremos que haya simulación, no queremos que se quede en los discursos, no queremos que solamente se reconozca el problema y no se apliquen soluciones, no queremos más de lo mismo”. Mencionó que la población votó por un cambio en la forma de gobernar, y los periodistas están a la expectativa de que esa respuesta sea contundente y lo más pronto posible; “no vamos a esperar que se asesine a otro compañero y estemos con los brazos cruzados”, soltó. En nombre de la Copip, Flores Carrillo realizó un llamado a las autoridades de los tres niveles de gobierno para que se aplique un plan emergente para la protección de la vida y la integridad del ejercicio periodístico. En relación con los linchamientos de periodistas críticos a través de las redes sociales, por parte de seguidores del presidente de la República, manifestó que se trata de una situación generalizada en el país, “con la reacción de mucha gente, a veces anónima y a veces no. Lamentablemente, cuando se publica una nota que se considera crítica, hay comentarios ofensivos que no abonan en nada a una discusión democrática y también es un renglón que tenemos que trabajar como sociedad”, recalcó. Por su parte, el presidente electo de la Federación de Asociaciones de Periodistas Mexicanos (Fapermex), Juan Ramón Negrete Jiménez, presentó un comunicado del organismo donde refirió que el gremio periodístico “no puede seguir así ante la zozobra de quién es el que sigue”. Subrayó: “Ya basta, presidente Andrés Manuel López Obrador; ya basta autoridades de los tres niveles de gobierno. ¿Hasta dónde vamos a llegar? ¿Quién sigue? ¿Quién o quiénes están detrás de estos asesinatos y estos ataques en contra de los ataques de la libertad de prensa y de expresión? Exigimos justicia, exigimos un alto a los ataques contra los comunicadores”. Negrete Jiménez indicó que, de acuerdo con los registros de la Fapermex, de 1984 a la fecha han sido asesinadas 309 personas vinculadas con el periodismo, además de los 28 periodistas desaparecidos desde 2006. Entre esas personas asesinadas, detalló, 271 eran periodistas, tres locutores, 10 trabajadores de prensa, 10 familiares de periodistas que se encontraban con ellos en el momento que los asesinaron, y 10 amigos que estaban con ellos, además de dos civiles que se encontraban en el lugar del ataque. En relación con la problemática local, otros periodistas abordaron la reiterada exigencia de que el gobierno estatal impulse la creación de protocolos para la cobertura informativa segura de hechos de violencia, pues en la actualidad la ausencia de éstos ha provocado frecuentes casos de abusos de policías contra reporteros que acuden a cubrir esos hechos, algunos de los cuales han llegado a ser detenidos en el momento de cumplir con su trabajo. Otro punto que se tocó durante la protesta fue la necesidad de que el gobierno estatal cumpla la recomendación 08/2016 de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Colima (CDHEC), en el sentido de establecer criterios claros, objetivos y transparentes para la asignación de la publicidad oficial.

Comentarios