Conceden amparo a mujer, con enfermedad rara, para que IMSS y Yucatán le brinden medicamentos

miércoles, 27 de marzo de 2019
MÉRIDA, Yuc., (apro).- La justicia federal amparó a una mujer diagnosticada con deficiencia de alfa-1 antitripsina, una rarísima enfermedad por la que además requiere un doble transplante de pulmón, contra la omisión del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y el gobierno estatal de proveerla de los onerosos medicamentos que requiere de por vida. La afectada solicitó el amparo ante la negativa del IMSS, institución de la que es pensionada, y del gobierno estatal a apoyarla con los medicamentos que requiere con carácter de urgente para su supervivencia, como un inhibidor de la alfa-1 proteinasa humana. Su abogado, Néstor Muñoz, explicó que su cliente requiere para sobrevivir tres medicamentos y un equipo de oxigeno. Destacó que el Zemaira cuesta 8 mil pesos y necesita cuatro a la semana; otro, el Combivent, cuesta 700 pesos y requiere tres a la semana. Señaló que desde 2013, el IMSS le ha negado los medicamentos porque no figuran en el cuadro básico. Y el gobierno del estado también se negó a apoyarla porque es originaria de la Ciudad de México, aunque aclaró que desde hace varios años radica en Yucatán, en el puerto de Chicxulub. Comentó que ante su precaria situación y la falta de apoyo de las autoridades, vecinos canadienses de la afectada le donaron 700 mil pesos, pero sólo le permitieron costear unos meses el costo de sus medicamentos. Resaltó que la enfermedad que ella padece es muy rara y los estudios que hay sobre ella son escasos. Por la extrema urgencia de la situación, pues está en peligro la vida de la afectada, el juzgado tercero de distrito aceptó la solicitud de amparo por comparecencia, es decir de manera verbal para abreviar el trámite. El juzgador en funciones concedió a la quejosa el amparo indirecto por la violación a su derecho humano a la salud y fijó a las autoridades involucradas un plazo de 24 horas para resolver la petición. El amparo implica al presidente de la República, el gobernador y el secretario de Salud de Yucatán, el director del Instituto Descentralizado de Salud en Yucatán, así como el delegado y otras autoridades del IMSS en Yucatán.

Comentarios