Morena exige al gobierno mexiquense sancionar y frenar ola de violencia contra cabildos

jueves, 28 de marzo de 2019
TOLUCA, Edomex. (apro).- Mediante un posicionamiento ante el pleno, el grupo parlamentario de Morena demandó a las autoridades estatales esclarecer el asesinato de Rodrigo Segura, segundo regidor de Atizapán, y las amenazas, intimidaciones e intentos de extorsión recibidos por los integrantes de éste cabildo y los de los ayuntamientos de Cuautitlán Izcalli, Nicolás Romero y Coacalco. Previo a concluir la sesión de este jueves, la diputada Alicia Mercado solicitó la palabra para exponer el planteamiento y rechazar, a nombre de Morena, la violencia sobre los actuales actores políticos. A últimos días, indicó, se han registrado diversas prácticas contra integrantes de las nuevas administraciones municipales (55 de Morena), “como amenazas, tentativas de secuestro y homicidio, coacción para abstención de renuncias, entre otros tipos de violencia”. La legisladora recordó que en días pasados diversos actores del municipio de Atizapán de Zaragoza manifestaron que han sufrido presiones: “La alcaldesa Ruth Olvera declaró que el 8 de diciembre ella e integrantes del cabildo recibieron amenazas, intentos de extorsión y otras presiones políticas, pero no se han esclarecido”, dijo. El martes 19 de marzo, prosiguió, el segundo regidor, Rodrigo Segura Guerrero, del Partido Encuentro Social (PES), “fue asesinado de cuatro impactos de bala al interior de su oficina particular”. Adicionalmente, planteó, los alcaldes de Cuautitlán Izcalli, Nicolás Romero y Coacalco acusaron que algunos de sus colaboradores laboran bajo amenazas de extorsión e intimidación, y que los casos son investigados por autoridades ministeriales. El alcalde de Nicolás Romero, Armando Navarrete, indicó, planteó que conforme llegue el plazo de cien días establecidos para que los nuevos alcaldes denuncien las irregularidades encontradas en las administraciones anteriores, irán en aumento las amenazas en contra de integrantes del cabildo y servidores públicos del municipio. Ricardo Núñez, alcalde Izcalli, dijo, denunció que al menos 10 colaboradores recibieron amenazas. Darwin Eslava, esgrimió, dijo que miembros del cabildo de Coacoalco han sido víctimas de intimidación. “Y así, muchos testimonios más. Lamentamos la ola de violencia en contra de los actores políticos. Mandamos nuestro apoyo a las víctimas directas y colaterales de estos delitos. Que se esclarezcan de manera oportuna los asesinatos, las amenazas y diversos tipos de tentativas”, manifestó. Su correligionaria Beatriz García y el petista Francisco Solorza se sumaron a la demanda de esclarecimiento y para que se tomen las medidas pertinentes en aras de frenar la ola de violencia.

Comentarios