Gobernador acusa omisión de alcalde en operativo contra cártel de Santa Rosa de Lima

martes, 5 de marzo de 2019
GUANAJUATO, Gto., (apro).- “Hace mucho que no entraba la autoridad a Santa Rosa de Lima, hoy la autoridad está dentro…va a restituirse el estado de derecho y la paz en Guanajuato y vamos a empezar Santa Rosa de Lima”, dijo el gobernador panista Diego Sinhue Rodríguez Vallejo, tras el nutrido operativo que fuerzas federales y estatales realizaron desde la madrugada del lunes en la comunidad sede del Cártel de Santa Rosa que lidera José Antonio Yepez, “El Marro”. El gobernador prácticamente acusó al presidente municipal de Villagrán –al que pertenece la comunidad- Juan Lara Mendoza (de Nueva Alianza) de poner a los policías municipales al servicio del grupo delictivo, luego de que el edil protestó por el operativo al asegurar que hubo violaciones a derechos humanos y abusos de las fuerzas estatales y federales durante el mismo.
“Yo más bien pido al alcalde que ponga a trabajar a sus policías municipales a favor de la ciudadanía y no a favor de la delincuencia”, dijo Rodríguez Vallejo.
Por la noche, en una rueda de prensa, el Fiscal general del estado y el Secretario de seguridad dieron a conocer que en el operativo se rescató a seis personas que estaban secuestradas en un domicilio de la comunidad, y confirmaron que el alcalde Lara Mendoza ha ignorado varios llamados para participar en operativos y que en el de este lunes “no se vio a un solo policía municipal”, omisiones por las que se han solicitado informes y que se integren a la carpeta de investigación que se inició.
“Se están solicitando varios informes para ver cuál es la razón por la cual la policía de este municipio es omisa en atender ciertos llamados de urgencia, llamados de auxilio a autoridades federales y estatales en determinados casos como el de las primeras horas de hoy y en otras circunstancias”, dijo el Fiscal.
La comisionada de la Unidad de análisis estratégico en seguridad, Sophía Huett, mencionó que se contó con varias órdenes de cateo –otorgadas por jueces federales y estatales- para efectuar la incursión en Santa Rosa de Lima, “identificada como un centro de actividad económica criminal, como es la extracción y comercialización de hidrocarburos”. Entre las cosas que se hallaron, detalló, figura un sobre tipo nómina con un sello del grupo criminal, mismo que dice que las familias se deben de movilizar cuando se les dé la orden.
“Podemos documentar –dijo la comisionada- que este tipo de manifestaciones corresponde a un acto estratégico de las organizaciones criminales y que incluso es un acto pagado”.
En los detalles del operativo encabezado por la Marina y la Gendarmería, las autoridades estatales refirieron que dos de las víctimas que se mantenían secuestradas son un policía en activo y un expolicía de municipios del sur del estado, además de una mujer. También se aseguraron armas, vehículos con reporte de robo en Celaya, Juventino Rosas y Comonfort, camiones grandes utilizados para el robo y trasiego de combustible (entre estos una pipa de Pemex), armas y droga. Un hombre que cuenta con varias órdenes de aprehensión fue capturado. Presuntamente está involucrado en multihomicidios cometidos en Valle de Santiago recientemente. Niegan abusos Ante señalamientos de abusos por parte de agentes de las Fuerzas del estado, el Secretario de Seguridad Álvar Cabeza de Vaca afirmó que este contingente sólo desplegó un operativo perimetral mientras actuaban las fuerzas federales y de la Agencia de Investigación Criminal del estado, y que ningún agente de esta corporación ingresó a un solo domicilio. Según estos funcionarios, las fuerzas federales y estatales se mantienen en Santa Rosa de Lima y el operativo continuará “hasta que se logren los objetivos fijados cuando se diseñó la estrategia para el mismo” (sic), además de que están en trámite varias otras órdenes de cateo más. -¿Por qué hasta ahora, después de tantos años, se restituye el estado de derecho en Santa Rosa de Lima?- preguntó Apro al Fiscal general, quien fue procurador de justicia en los últimos 10 años.
“El incremento de la incidencia de los casos ha acontecido en las últimas semanas; la planeación de un operativo como el de hoy no lleva un día. Para que no prevalezcan estas acciones, la autoridad debe ejercer esta operación integral para restablecer el estado de derecho ya que en los últimos días, a través de un pequeño grupo pagado por un grupo criminal, se han estado llevando a cabo estos desmanes”, fue su respuesta.
-Pero este grupo tiene años fortaleciéndose en esa comunidad- se acotó al Fiscal.
“Hemos hecho una serie de incursiones a lo largo el tiempo; podemos relatar por docenas, donde se han rescatado vehículos, personas, pero lo que ha pasado en los últimos días es que precisamente (ante) la incursión de la autoridad había una resistencia de un grupo de pobladores llevando a cabo estas acciones y esto no se puede permitir. Ninguna comunidad puede estar tomada por un grupo de personas que pretenden estar imponiendo una impunidad”.
También se preguntó si se pudo prevenir el incendio de más de veinte vehículos en al menos nueve puntos del acceso a Santa Rosa de Lima, Celaya, Comonfort y Juventino Rosas –una reacción que seguidores del cártel de Santa Rosa han desplegado antes- los funcionarios estatales señalaron que la prioridad era más bien rescatar a las personas secuestradas.  

Comentarios