Rescatan a 143 migrantes en el norte de Veracruz; 71 son menores de edad 

jueves, 11 de abril de 2019
XALAPA, Ver. (apro).- La secretarías de la Defensa Nacional (Sedena), de  Seguridad Pública (SSP), así como Fuerza Civil, rescataron a 143 migrantes hondureños en el municipio de Naranjos Amatlán, al norte de Veracruz, en el corazón de la huasteca veracruzana. Con el apoyo de Policía Federal y Ministerial, las fuerzas federales y locales localizaron en el interior del Hotel Karen al grupo de centroamericanos, de los cuales 71 eran menores de edad. El rescate se dio de manera accidental, cuando los uniformados participaban en tareas de inteligencia para el rescate de una persona víctima de secuestro virtual. [caption id="attachment_579235" align="alignnone" width="702"]El rescate se dio de manera accidental, cuando los uniformados trabajaban en el rescate de una persona víctima de secuestro virtual. Foto: Especial El rescate se dio de manera accidental, cuando los uniformados trabajaban en el rescate de una persona víctima de secuestro virtual. Foto: Especial[/caption] En un comunicado, la SSP dijo que, al realizar la inspección del lugar, los oficiales encontraron a 143 migrantes hondureños, de los cuales 48 son hombres, 24 mujeres y 71 menores de edad, mismos que fueron remitidos a la Delegación 2 del Instituto Nacional de Migración (INM), en Tuxpan. Esta acción forma parte del programa “Unidos para la Construcción de la Paz”, en el cual participan las secretarías de la Defensa Nacional, Marina-Armada de México y Seguridad Pública, junto con la Policía Federal. La policía estatal no consignó si hubo detenidos. En Veracruz, desde que el gobierno del priista Javier Duarte endureció las medidas legales contra empresas ferroviarias que fueran permisivas con el traslado de migrantes centroamericanas arriba de los vagones del tren (“La Bestia”), los polleros y bandas dedicadas al tráfico de migrantes han diversificado la forma de traslado de quienes aspiran a llegar a suelo estadunidense. Además de utilizar camiones de carga, también lo han hecho a bordo de tráileres de mudanza disfrazados de un giro comercial (traslado de detergente, jabón, cítricos, entre otros), o en camiones suburbanos de segunda clase, así como en pequeños vehículos particulares, acompañados de campesinos de nacionalidad mexicana, para mezclarse entre ellos, en aras de evadir los diversos retenes de migración instalados en el sureste mexicano.

Comentarios