Con paro, transportistas exigen aumento de tarifa en NL y afectan a miles (video)

lunes, 29 de abril de 2019
MONTERREY, NL. (apro).- La suspensión del servicio del transporte urbano en las principales rutas de la zona metropolitana de Nuevo León, con el que los empresarios buscan forzar un incremento a las tarifas, ocasionó que miles de personas quedaran varadas durante horas, hasta que los recorridos fueron restablecidos parcialmente por la mañana. Esta determinación fue justificada por el gobierno de Jaime Rodríguez Calderón, que consideró que los dueños de las unidades necesitaban suspender el servicio, para no afectar sus gastos de operación. Los consorcios propietarios de las unidades buscan que se aplique el “tarifazo”, como se le reconoce al próximo aumento, que fue aprobado desde el año pasado, sin que la determinación se haya hecho efectiva. Usuarios que a las 4:00 horas llegaron a los paraderos, para acudir a su trabajo, debieron esperar hasta dos horas para que los recorridos se restablecieran. En las principales avenidas de la zona metropolitana como Alfonso Reyes, Universidad, Benito Juárez, Pino Suárez y Cuauhtémoc, se observaron filas de centenares de personas que debieron esperar, pacientemente, a que llegaran las unidades para emprender los recorridos cotidianos. En algunos municipios, como en Santa Catarina, Guadalupe y Escobedo, se habilitaron camionetas con caja de la policía, conocidas como granaderas, para que llevaran gratuitamente a los trabajadores que necesitaban llegar a su trabajo. La medida también afectó a miles de padres de familia y a niños, que este lunes regresaban a la escuela, después de las vacaciones de semana Santa. Por estas demoras, las dos líneas del sistema de transporte colectivo metro se vieron saturadas, por personas que buscaban alternativas de movilidad. https://www.facebook.com/pascacioblabla/videos/2132350746880823/ Rocío Montalvo, del colectivo Únete Pueblo, que se opone al “tarifazo”, señaló esta mañana que desde la noche del domingo se habían reunido funcionarios estatales y empresarios del transporte para acordar este paro masivo, debido a que los dueños de las unidades demandan el incremento por el elevado precio del diesel. La activista dijo que los transportistas podrían volver a parar esta tarde, al momento de la salida de decenas de miles de trabajadores, para colapsar el sistema y presionar al gobierno para que acceda al postergado incremento. El servicio se normalizó a las 7:00 horas de la mañana de este mismo lunes. Es medida de “austeridad” justifica el gobierno El secretario General de Gobierno, Manuel González, justificó la suspensión del servicio, al señalar que la decisión tomada por los transportistas no fue un “paro” si no una “medida de austeridad” de los empresarios, que sienten que se requiere un incremento para que no sea afectado el funcionamiento de sus empresas. “Hay cosas que ya no aguantan, como el gasto y el costo que tienen en la empresa. Y a ellos les parece más económico dejar los camiones en los patios que sacarlos. Les pedimos a ellos que continúe el servicio normal y así va a ser en los próximos días. Y ellos están con la esperanza que su lucha por lograr una tarifa más alta tenga algún fruto. “Yo no le llamo de ninguna manera paro. Nosotros hemos dialogado con ellos y no romperemos el diálogo ni haremos que se enfrenten las partes. Usuarios y transportistas, o con alcaldes. Nuestra obligación como gobierno  es tener las cosas en paz y cordiales. Si ustedes en los medios quieren llevar a cabo enfrentamientos, pues adelante”, explicó. Como vocero del gobierno del Bronco, afirmó que ya no habrá otras suspensiones de servicio como medida de presión pues, en caso de que los concesionarios repitan esta medida, serán obligados a sacar las unidades a la calle mediante el uso de la fuerza pública, sin que detallara de qué manera. González Flores dijo que será hasta el 7 de mayo, cuando se reúna el consejo estatal del transporte, que determinará si habrá incremento en las tarifas, en cantidades que aún no han sido precisadas. Dijo que él sabía desde anoche de la posibilidad de esta “medida de austeridad”, pero solo de manera “informal”. Ante los reclamos de ciudadanos, que se quejan que estos retardos afectarán los premios que reciben por puntualidad en sus centros de trabajo, González dijo que ofrecía una disculpa y que sería cada empresa la que determinaría que hacer con estas recompensas de productividad, que se verán afectadas por la suspensión del transporte. Jorge Longoria, director de la Agencia Estatal del transporte, no había dado declaraciones durante esta crisis.       durante esta crisis.

Comentarios