Estiman pérdidas por 570 mdp por paro de transportistas en Nuevo León

lunes, 29 de abril de 2019
MONTERREY, N.L. (apro).– El paro de transportistas para exigir un aumento de 40% a las tarifas en la zona metropolitana de Monterrey provocó pérdidas por 570 millones de pesos. En conferencia de prensa, cámaras empresariales señalaron que hasta un 38% de los trabajadores llegó hasta tres horas con retraso, mientras un 60% de empleados de pequeñas y medianas empresas (pymes) también se reportó con demora, después de que los dueños de las rutas de transporte guardaran los camiones en horas de la madrugada. La determinación de los concesionarios del transporte público interurbano en la zona metropolitana, tomada sin previo aviso, ocasionó que desde las 5:00 horas de este lunes, decenas de miles de personas se quedaran varados, lo que generó filas de hasta 100 metros en los paraderos. La medida afectó también a padres de familia que llevaban a sus niños a las escuelas en el regreso a clases luego de las vacaciones de Semana Santa. Al medio día, representantes de las cámaras de la Industria de la Transformación (Caintra), Nacional de Comercio (Canaco), el Consejo Cívico y de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) se pronunciaron de manera unánime en contra de esta medida que, consideraron, fue un secuestro del servicio público del transporte. Señalaron que, por los retrasos, la industria de la transformación en la entidad registró pérdidas por 320 millones de pesos, mientras los comercios padecieron afectaciones por 250 millones. Sergio Anguiano, director general de la Canaco en la entidad, consideró que era innecesaria la determinación de los transportistas de quedarse estacionados para afectar a la entidad, pues desde hace siete meses hay negociaciones para determinar a cuánto subirá el costo de los pasajes. “¿Por qué hicieron esto con premeditación, alevosía y ventaja en contra de los usuarios del transporte, que son los más desprotegidos? Vemos en esta acción de los transportistas una medida para presionar a los usuarios y lograr que se autorice el aumento de tarifas, sin llegar a consensos y valiéndose de la desesperación de quienes utilizan diariamente el servicio para llegar a sus destinos. Equivale a un secuestro del medio de transporte para pedir rescate a los usuarios a través de una tarifa más alta”, expuso.   Exigen al Bronco que aplique sanciones Los organismos acusaron de tibieza y ausencia al gobierno de Jaime Rodríguez Calderón, que no ha podido proteger a la ciudadanía. Demandaron conocer cuáles serán las sanciones que impondrá la administración de El Bronco a los concesionarios por dejar de prestar el servicio a la ciudadanía de manera arbitraria. Al respecto, el Gobierno del Estado difundió un comunicado en el que afirmó que el servicio ya fue restablecido en su totalidad, después de que llegara a un acuerdo con los empresarios transportistas. Manuel González Flores, secretario general de Gobierno, descartó que los usuarios vuelvan a verse afectados en el futuro y que la Agencia Estatal del Transporte vigilará el buen funcionamiento del sistema en la localidad. Advirtió que, si los consorcios vuelven a afectar a la ciudadanía, sus propietarios se exponen a recibir un castigo administrativo y el retiro de la concesión. Señaló que el 8 de mayo se reunirá el Consejo Estatal del Transporte para analizar el incremento de las tarifas que demandan los transportistas. El funcionario rechazó llamar la suspensión del servicio como un paro, pues afirmó, a manera de justificación, que los transportistas adoptaron una “medida de austeridad”, pues el negocio para ellos ya es insostenible. Por su parte, la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Nuevo León envió un documento al gobierno de la entidad en el que pide asegurarse de que los usuarios no sean afectados por la falta de transporte público.   Congreso aprueba exhorto Por la tarde, el diputado local de Acción Nacional, Juan Carlos Ruiz, propuso al Congreso local que se aprobara un exhorto al gobernador de Nuevo León para que requise el servicio público del transporte público a los concesionarios que suspendieron el servicio de transporte público. Fundamentó la propuesta en la Ley de Transporte para la Movilidad Sustentable del Estado de Nuevo León, que en su Artículo 102, fracción IV, que establece que “la requisa del servicio público de transporte y demás bienes muebles e inmuebles afectos al mismo, la determinará el titular del Ejecutivo del Estado. “Se mantendrá mientras subsistan las condiciones que la motivaron, a fin de garantizar la prestación del servicio público de transporte y satisfacer las necesidades de la población en general y podrá darse en los siguientes casos: “b) Cuando prevalezca el deterioro de las condiciones de calidad, seguridad, oportunidad, permanencia y continuidad en la prestación del servicio público de transporte”. La propuesta fue aprobada por unanimidad.

Comentarios