Gobierno de Michoacán anuncia recorte al gasto por 2 mil mdp y un plan de austeridad

jueves, 4 de abril de 2019
CIUDAD DE MÉXICO (apro).– El gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles, anunció un ajuste al gasto del gobierno del estado por dos mil millones de pesos y la implementación de un plan de austeridad ante las malas expectativas de crecimiento económico, el recorte de participaciones federales y la caída en la recaudación del IVA e ingresos petroleros. El llamado Plan para el Desarrollo y Fortalecimiento de las Finanzas Públicas anunciado por Aureoles pretende fortalecer las fuentes de ingresos del gobierno del estado, aunque no especifica si aumentará los impuestos locales. En ese aspecto, se informa que se venderán bienes muebles e inmuebles, entre ellos vehículos y los helicópteros del gobierno el estado, y se aplicarán “todas las medidas y acciones que generen mayor rentabilidad de las concesiones que otorga” esa administración. El plan también contempla un programa de reactivación económica, en el que se prevé pagar deudas a proveedores y prestadores de servicios del gobierno, “iniciando por los ejercicios fiscales más rezagados”. Además, se propone reforzar la inversión en obra pública en salud, educación, infraestructura hídrica, seguridad, caminos con un presupuesto de hasta mil 900 millones de pesos. También plantea reforzar la disciplina financiera y contención del gasto de las dependencias y entidades del gobierno, reforzar las medidas en materia de transparencia, rendición de cuentas y combate a la corrupción. Para ello, aseguró Aureoles en su mensaje, propondrá un proyecto de decreto para que el pago a proveedores, la entrega de apoyos sociales y el pago de nómina se haga a través de transferencias electrónicas.   Pide ayuda a AMLO Finalmente, el gobernador solicita al presidente Andrés Manuel López Obrador “que ayude a Michoacán, que nos ayude a solucionar los problemas de carácter estructural de las finanzas públicas del Estado que arrastra Michoacán desde hace décadas”. Y es que, de acuerdo con el mandatario, el gobierno federal recortó 11 programas federales para diversos sectores, lo que representa una pérdida de mil 270 millones de pesos. Además, mencionó la posible cancelación del programa de Zonas Económicas Especiales, “lo que en la práctica representa suspender inversiones por miles de millones de dólares y, en consecuencia, la no generación de empleos”. Silvano Aureoles recordó que, cuando asumió el gobierno en 2015, encontró un déficit en las finanzas por 5 mil millones de pesos, “originado fundamentalmente por la demanda de dinero para cubrir la nómina de maestros y maestras”. Además, aseguró que recibió un anticipo de participaciones por mil 230 millones de pesos, que se destinó íntegramente al pago de bonos y prestaciones de maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) que realizaron bloqueos en todo el estado.
Eso “significa gastar por adelantado nuestro propio presupuesto, pero, además, pagar intereses por ello a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público”.

Comentarios