Ramírez Marín rechaza tildar de "indio y pobre” a candidato a dirigir al PRI en Yucatán

sábado, 6 de abril de 2019
MÉRIDA, Yuc. (proceso.com.mx).- El senador Jorge Carlos Ramírez Marín aseguró que son “falsas y calumniosas” las acusaciones que Diego Lugo Interián profirió en contra suya y de Pablo Gamboa Miner, en el sentido de que ambos, con criterios racistas y clasistas, le habrían exigido retirarse de la contienda por la presidencia estatal del PRI por “indio, huiro” y pobre. Ese conflicto marcó el último tramo del proceso interno para elegir a la próxima directiva estatal del PRI, que entrará en funciones en octubre. Los comicios se celebrarán este domingo 7 de abril y compiten cuatro candidatos: el “oficial” Francisco Panchito Torres Rivas; Lugo Interián, autoproclamado “candidato de los pueblos”; Francisco Medina Sulub y Eloy Fernando Quiroz Ávila, aunque los dos últimos supuestamente habrían declinado en favor del segundo. El supuesto episodio de discriminación habría sucedido el pasado 15 de marzo en un restaurante de la ciudad durante una reunión en la que además de Ramírez, Pablo Gamboa, hijo de Emilio Gamboa Patrón, y Lugo estuvieron los otros tres candidatos y el dirigente estatal del PRI, Carlos Sobrino Argáez. En entrevista telefónica, Ramírez Marín reconoció que efectivamente se efectuó esa reunión, un viernes de marzo en un privado del restaurante Sonora Grill, pero aclaró que si bien él convocó, lo hizo a petición del propio Lugo, quien le pidió juntar a todos los candidatos para intentar sacar una planilla de unidad. Expuso que a una pregunta a los candidatos sobre si aceptarían sumarse a una candidatura de unidad, “los dos principales respondieron sí… siempre que ellos la encabezaran”. Comentó que Lugo, alcalde con licencia de Sucilá, acompañado de otros tres munícipes, entre ellos el de Kanasín (William Pérez), lo visitaron en su oficina para solicitarle que organizara la junta en cuestión. Aseguró que la reunión en el Sonora Grill transcurrió en un ambiente “de cordialidad” y reveló que, de hecho, al término los participantes acordaron volverse a juntar una semana después, es decir, el viernes 22 de marzo, pero el plan se abortó porque Torres Rivas ya no quiso acudir. El legislador insistió en que las acusaciones de Lugo “son absolutamente fantasiosas; esa historia de una presunta casi riña es absolutamente falsa, la reunión transcurrió en un ambiente de plena cordialidad entre todos los actores…, bromas, risas… ¡Jamás se habló de pobreza de algún candidato!”. “La única alusión a ‘pobreza’ la hizo el presidente del PRI, que dijo que en el PRI no iban a encontrar dinero, porque no había”, apuntilló. En relación a la nota que con la versión de Lugo respecto a este caso que difundió proceso.com.mx, Ramírez Marín comentó que la leyó con mucha atención y “éste bárbaro tiene el cuidado de no decir que yo sólo le dije que había habido muchos presidentes del interior del estado. “No sólo le dije Rubén Calderón, le dije Rubén Calderón, Mauricio Sahuí; de Espita, Ivonne Ortega, de Dzemul… una lista de gente”, añadió. Insistió en que en esa reunión nunca se hicieron comentarios del tipo racista ni clasista por parte de él, de Gamboa, ni de ninguno de los presentes. Y reveló: “Sí le dije ‘Diego, estás haciendo una división’. ¿Cuándo se ha visto que podamos ganar una elección Mérida y el interior separados? ¿Cuán el PRI, el PRI, no Rodríguez Marín, el PRI, ha separado al interior de Mérida”. El exprecandidato del PRI a la gubernatura, recalcó que “eso de ‘candidato de los pueblos’ es un invento. Jamás se dijo eso, no lo dijo ni él ni yo, es un apodo que se ha puesto a su campaña, no es cosa mía, no hubo tal, ni riña ni mucho menos”. Destacó: “yo sé que están muy calientes los ánimos por la elección; espero que se trate únicamente de eso, pero definitivamente me interesa aclarar, aunque estoy seguro que quien me conoce no podría dar crédito a que su servidor haya hecho afirmaciones de ese tipo. “Sobre todo porque yo le guardo enorme respeto al interior del estado, entre otras cosas porque mi familia es del interior del estado: mi esposa es de Oxkutzkab, yo orgullosamente soy de Maní, bueno mi familia mis ancestros, son de Maní y eso de dividir por razas o creencias es una vacilada”. Opinó que “la gente es mal educada hasta en las mejores familias y las más ricas, y hay gente brillante en cualquier parte del planeta, sea rural o urbana, sólo un tonto se acompleja por ser del interior del estado y sólo un tonto separaría a los talentosos porque sean del interior del estado. “Al menos el PRI que yo conozco jamás lo ha hecho; al contrario, siempre les ha dado lugar a la gente del interior del estado, tanto que tenemos muchísimos ejemplos, empezando por el de una gobernadora, pero hay muchísimos magistrados, jueces, deportistas, muchísimos casos”. Consideró que lo ha detonado el tipo de posturas como las que ha asumido Lugo, “es que las cosas no se han puesto fáciles en el PRI y eso sí es culpa del PRI, o sea, el permitir que haya esta clase de discurso de odio de división y esta clase de infamias, de acusaciones sin fundamento, está muy mal”. Ramírez Marín señaló que en esa misma reunión, cuestionó a Lugo el tema de su discurso, pero también pidió a Torres que dejara de mandar “gente impresentable” a los municipios. “En otras palabras, yo hice mi papel de réferi, a eso había ido y eso hice. Después me he reunido con presidentes municipales y al parecer eso no ha sido del agrado del señor Lugo o de quienes lo apoyan para su campaña, pero no es culpa mía y tampoco tengo ningún sentimiento en particular contra ellos”. Resaltó: “Lo que me interesa es no permitir que mi reputación se manche con este tipo de afirmaciones que están absolutamente fuera de lugar. En mi caso, en mi carrera, en mi trayectoria, jamás nadie me ha acusado nunca de discriminar”. Sostuvo que el diálogo en el que se involucra “es absolutamente falso”. - Y, ¿el joven Gamboa, dijo lo que imputan?, se le cuestionó - Nunca escuché expresiones tales como ‘indio’ o ‘huiro’ o pobreteos.  Gamboa hizo expresiones quizá un poco más ásperas por tono, pero no me pareció que tuvieran mala intención”, aseguró. - Ásperas, ¿en qué sentido? -Ásperas en el sentido de que no podemos dividir el partido. Yo no recuerdo que se haya referido ni siquiera en lo particular a Lugo, se refirió a todos: ‘No permitan que se divida el partido; es el colmo que permitan separar al partido; no dejemos que el partido salga mal en estas elecciones…’, en fin”, insistió. Dijo que aunque Gamboa no tiene en este momento ningún cargo público ni partidista, fue invitado a la reunión “sólo como una de las figuras importantes del PRI, precisamente por no tener ningún cargo y al mismo tiempo ser una persona influyente. “Te recuerdo que el origen de la reunión fue ‘senador invitemos’ y yo invito al presidente el PRI, a todos los candidatos, a Gamboa y yo mismo, esos eran todos los que estábamos en la reunión y, por cierto, yo pagué la cuenta”, que fue de 11 mil pesos. “Y nadie se paró más que para ir al baño. Realmente no vi a nadie molesto”, afirmó. Cuestionado sobre si emprenderá acciones legales contra Lugo por difamarlo y calumniarlo, respondió: “lo que estoy haciendo es aclarar las cosas donde me lo permiten y si insistieran en esta actitud… hay que decir que no sólo es cosa de Lugo, me extraña mucho que el presidente del partido no haya salido a decir y desmentir que eso que están diciendo no es cierto”. Y reviró: “Bueno, debo decir que del presidente del partido no me extraña tanto, porque han hecho un desastre de estas elecciones, porque han hecho un desastre para todos, para Lugo, para Torres, para todos, con afiliaciones mal hechas, con permitir este tipo de campañas. “Por ejemplo, el PRI no convocó a ningún debate, el único que se hizo fue por instancias de un presidente municipal; el PRI no convocó a ninguna actividad conjunta como inteligentemente hacen otros, pero pues el PRI ya está grandecito y consciente de su situación”, acusó. “Tiene dos alternativas: renovarse o morir”, sentenció. Dijo que si los priistas yucatecos “creen que haciendo lo mismo de siempre vamos a salir adelante es un gravísimo error”. De regreso al tema de la reunión, comentó que “una de las acusaciones que hace el señor Lugo es que soy de la cúpula, si fuera yo de la cúpula sería ahora gobernador; me hubieran hecho a mi candidato, precisamente soy de los afectados de la cúpula, pero es su discurso”. “Lo que no debió permitir el PRI es que los candidatos usaran este discurso, aunque la verdad es que solo él lo ha usado; debieron llamarlo y decirle estas dividiendo el partido por anticipado, estas creando norte y sur”, reprochó. “Pero su estrategia, el discurso; en este caso espero que su calumnia sea parte de su estrategia”, comentó, y en alusión a él dijo que espera que Lugo, “cuando pase su campaña, sea cual sea el resultado, vaya y le pida una disculpa a alguien que le ha tratado siempre magníficamente bien, como puede dar fe el pueblo de Sucilá, al que le he llevado como gestión obras todas las veces que tenido oportunidad de servirles”. Descargó que tenga algún caso emprender alguna acción legal por difamación, aunque “todo depende de las dimensiones del asunto, porque ya que salga en Proceso, por supuesto me afecta mucho más a que lo estén mandando en grupos de Whatsapp, como lo estaban haciendo. Es campaña”. “Ya que salga en Proceso es un asunto mayor. Soy un represente nacional, tengo reputación nacional y francamente si de algo no me gustaría de que me acusen es que soy discriminatorio, porque eso es además es algo absolutamente injusto”, remachó. “Si hay alguien orgulloso de sus raíces yucatecas soy yo. Veo que Lugo usa la bandera de Yucatán en su camisa de campaña. Pregunten quién fue el primero que lo usó. Fui yo, toda mi campaña la usé, porque es un tema de rescate de raíces, de dignidad”, finalizó.

Comentarios