Horticultores mexicanos, en riesgo de perder contratos en EU por cierre de carriles en garita de Otay

lunes, 8 de abril de 2019
ENSENADA, B.C. (apro).- A una semana del cierre indefinido de dos carriles de la garita comercial de Otay Mesa, horticultores e industriales de alimentos perecederos exigieron a la oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés) que acelere los trámites de importación de sus productos. De acuerdo con los afectados, están en juego los contratos comerciales que tienen con cientos de empresas del sur de California (Estados Unidos) que consumen sus productos. En el caso de las hortalizas, con un valor anual de 934 millones de dólares, y de 265 millones en lo que se refiere a los suministros industrializados. Por separado, el Consejo Agrícola de Baja California (CABC) y la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra) de Tijuana informaron que, además de gestionar la reactivación de los cruces con líneas especiales para sus productos, el pasado fin de semana iniciaron pláticas con las empresas que compran sus mercancías en California, para que no cancelen los contratos comerciales por incumplimiento en la fecha de entrega. Esta mañana la CBP cerró cinco líneas comerciales de las 10 que tiene en Otay Mesa, y al medio día abrió tres. A las 15 horas (tiempo local) la oficina reportó un retraso de cruce de más de siete horas para los vehículos comerciales mexicanos. En un comunicado, Héctor Huraga Peralta, director del CABC, informó que 40% de las 123 agro-empresas del estado que exportan productos frescos al mercado californiano han reportado daños por la demora en las garitas de Otay Mesa y San Ysidro, en Tijuana. “Aún no podemos hablar de mermas porque no se han perdido los contratos, pero estamos en peligro de perderlos porque los clientes en Estados Unidos exigen que siempre se entregue a tiempo, y los camiones se tienen que ir con 12 horas de anticipación” para cruzar, explicó. El organismo, al que están afiliados Driscoll’s, la principal comercializadora de fresas y frambuesas en el mundo, y Grupo Los Pinos, exportador mexicano de tomates a Estados Unidos, informó que el tiempo de espera en las garitas de Tijuana es de cinco a 10 horas. “Los productos se tienen que entregar para que tengan larga vida en anaquel, y se la están pasando en el cruce; ahorita estamos en la temporada de berries (fresa y frambuesa que se cultiva en el valle de San Quintín, Ensenada)”, destacó Huraga Peralta. Sin embargo, dijo, hay información de que también hay hortalizas como tomate, pepino, espárrago y cebollín con retrasos importantes en las garitas. La Secretaría de Desarrollo Agropecuario (Sedagro) de Baja California ubicó en segundo lugar a nivel nacional el valor de la producción agrícola del estado –sólo superado por Baja California Sur--, con ventas por más de 18 mil 200 millones de pesos en 2018. A su vez, el Sistema de Información Agroalimentaria y Pesquera (SIAP) reveló que el año pasado el total del valor de la producción agrícola por hectárea cosechada en Baja California fue de 94 mil 510 pesos, sólo debajo de la que alcanzó Baja California Sur: 130 mil 910 pesos por hectárea. En el caso de los industriales, el presidente de la Canacintra-Tijuana, Francisco Rubio Rangel, destacó que hasta ayer eran 108 empresas las afectadas por retrasos, que van de cinco a seis horas en el cruce de garitas. Los socios de la Cámara, indicó, ya realizan un censo para determinar el monto de sus pérdidas económicas y delinear una estrategia que les permita enfrentar los obstáculos que sus productos encuentran en Otay Mesa y San Ysidro. De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), las ventas al extranjero de alimentos perecederos industrializados en Baja California representan 265 millones de dólares anuales, con un promedio por trimestre de 65 millones de dólares en ingresos.

Comentarios