Lloran y manipulan a ballena gris que quedó varada y fue sepultada en playa de Ensenada (Videos)

lunes, 8 de abril de 2019
ENSENADA, B.C. (apro).- Personal de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) y de la Zona Federal Marítimo Terrestre (Zofemat) sepultó el cadáver de una ballena gris, de dos años, que ayer quedó varada en la principal playa turística de la ciudad. El ejemplar fue analizado para su estudio biológico y poblacional por investigadores del grupo ambientalista Investigación y Conservación de Mamíferos Marinos de Ensenada (ICMME), quienes tomaron diversas muestras al cadáver. De acuerdo con el oceanólogo Arnulfo Estrada Ramírez, cronista de Ensenada, todo el proceso de la sepultura estuvo bajo la supervisión de personal de la Profepa y la Zomefat. “Fue necesario cavar una fosa de unos 10 metros de largo por cuatro de profundidad en una zona justo arriba del nivel de marea más alta, ubicada a pocos metros de la desembocadura del arroyo El Gallo”, apuntó. [caption id="attachment_578820" align="aligncenter" width="960"] La ballena tenía dos años. Foto: Indómita, Aventuras Educativas[/caption] También mencionó que antes de arrojar el cuerpo a la fosa, una mujer se acercó al rostro de la ballena, la besó, abrazó y lloró por breves momentos, acción que contrastó con la de algunos bañistas y curiosos que, ante la nula vigilancia del cetáceo, manipularon su cuerpo e incluso subieron sobre el mamífero para tomarse fotografías. https://youtu.be/OPkw0PZe-HM El varamiento de ballenas es común en las costas del Pacífico peninsular bajacaliforniano en la temporada de migración, que inicia en noviembre y concluye en marzo. El año pasado la Red de Atención para Varamientos de Mamíferos Marinos activó alertas en tres ocasiones por encalladuras de cetáceos en la región, que terminaron con los cuerpos enterrados en el lugar. En mayo zozobró un ejemplar macho adulto de ballena de aleta (Balaenoptera physalus) en la playa “Las Olas” del municipio Playas de Rosarito. El 23 de marzo quedó varada en la misma zona una cría de ballena gris (Eschrichtius robustus) y 20 días antes, el 3 de marzo, murió en la playa Punta Mazo, en las inmediaciones de la Bahía de San Quintín, una hembra de ballena gris de 11 metros de longitud. En todos los casos, los investigadores que estudiaron los cuerpos antes de ser sepultados no reportaron anomalías que revelaran las causas de las muertes de los cetáceos. [caption id="attachment_578827" align="aligncenter" width="960"]Trabajos para sepultar al mamífero. Foto: Indómita, Aventuras Educativas Trabajos para sepultar al mamífero. Foto: Indómita, Aventuras Educativas[/caption] Según Arnulfo Estrada, a las ballenas grises se les encuentra principalmente en las aguas costeras del Pacífico Norte. Se observan en mayor número a lo largo de la costa occidental de Canadá, Estados Unidos y México, pero cada año se ven también en número reducido en las aguas cercanas a la costa oriental de Rusia y Japón. “Al igual que la mayoría de las ballenas barbadas, las ballenas grises emprenden migraciones estacionales de las zonas de alimentación de verano y otoño a las zonas de invernación de las latitudes meridionales. En el Pacífico oriental, la mayoría de las ballenas grises se alimentan en los mares de Bering y Chukchi, así como en las costas del Pacífico norte de Canadá y Estados Unidos”, precisó. Finalmente recordó que estas ballenas dan a luz y se aparean en aguas situadas frente a las costas central y meridional de California, a lo largo de la península de Baja California y en el Golfo de California. “Su recorrido de migración anual se ha caracterizado como el más largo registrado de cualquier mamífero, un viaje de ida y vuelta de hasta 20 mil kilómetros que abarca una extensión de hasta 55 grados de latitud”, concluyó. https://youtu.be/HlxHcN4TO60

Comentarios