Activista pide resguardar seguridad de guatemaltecos abandonados por traficantes en Morelos

lunes, 8 de julio de 2019
CUERNAVACA, Mor. (apro).- Rubén Figueroa, integrante del Movimiento Migrante Mesoamericano (MMM), exigió a los gobiernos federal y estatal resguardar la seguridad de los guatemaltecos abandonados en Morelos, el sábado 4, luego de que fueron víctimas de presunto secuestro y extorsión por parte de grupos delictivos. El activista aseguró que los centroamericanos están en riesgo, por lo que demandó una investigación pronta y oportuna de las fiscalías estatal y general de la República. Asimismo, pidió a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) vigilar el trato que se da a los guatemaltecos, uno de los cuales fue asesinado y su hijo herido de gravedad. El niño, abrazado al cadáver degollado de su padre, fue localizado en la carretera local Yecapixtla-Cruz de Lima, en Ocuituco, Morelos. A través de las redes sociales, MMM --organización defensora de los derechos humanos de los migrantes-- llamó al subsecretario de Derechos Humanos y Migración de la Secretaría de Gobernación, Alejandro Encinas Rodríguez, y a Jan Jarab, representante de la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, tomar cartas en el asunto. “#URGENTE: desde el día de ayer fuimos informados del secuestro de 4 integrantes de una familia de migrantes guatemaltecos, que luego del pago del rescate por parte de sus familiares, los secuestradores liberaron entre ellos a una persona muerta. @A_Encinas_R @ONUDHmexico”. Asimismo, confirmó lo publicado por Apro la noche de ayer: “Un adulto más y dos menores se encuentran hospitalizados, derivado de la tortura a la que fueron sometidos durante el cautiverio. Urgimos a las autoridades del estado de Morelos a garantizar la seguridad y justicia para las víctimas”. Y demandó la intervención de las autoridades de todos los niveles de gobierno en el caso: “A la @FGRMexico coadyuvar con la @Fiscalia_Mor, a la @CNDH acompañar a las víctimas para garantizar sus derechos, derivado del temor de que sus vidas continúan en peligro”. Trascendió que organizaciones civiles que acompañan el caso buscan trasladar al adulto y los dos menores –hospitalizados en nosocomios de Morelos y el Estado de México-- a un lugar seguro en la Ciudad de México, ante las amenazas en su contra. En tanto, la Comisión de Derechos Humanos del estado de Morelos (CDHEM) inició una queja de oficio por los hechos de violación a derechos humanos en contra de los cuatro centroamericanos. En un comunicado, el organismo precisó que abrió el expediente de gestión 56/2019-VRO, en la Visitaduría Regional Oriente con sede en Cuautla, “a través del cual se mantiene observancia permanente a las actuaciones de las autoridades involucradas para la efectiva salvaguarda y respeto de los derechos humanos durante el proceso de repatriación y la atención médica, psicológica y de seguridad que tengan lugar”. Israel Hernández, ombudsman estatal, corroboró que los cuatro migrantes fueron abandonados por un pollero en Veracruz y luego trasladados --por un grupo de presuntos delincuentes-- hasta Morelos, donde habrían sido torturados. Posteriormente, los agresores extorsionaron a los familiares de los guatemaltecos en Estados Unidos, y finalmente los abandonaron en Morelos. Puntualizó: “Rudi Arnoldo perdió la vida derivado de las lesiones causadas por arma punzo cortante, mientras que el menor de 10 años, Cristian Iván (su hijo), presentó heridas por arma blanca en el cuello y una lesión contundente en la cabeza. Se reporta fuera de peligro en el hospital general ‘Dr. Mauro Belauzarán’, en la Ciudad de Cuautla, donde se encuentra recibiendo las atenciones a su salud”. También informó que vigila el acompañamiento psicológico hacia el menor, por parte del personal del Hospital General de Cuautla. Y mencionó que se logró comunicación entre las autoridades mexicanas y la embajada de Guatemala. Igualmente, dijo, establecieron comunicación con la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), “a fin de informar la situación para su intervención por cuanto a la actuación de las autoridades federales encargadas de migración. En este sentido, se ha iniciado el contacto con otros organismos públicos de derechos humanos del país, especialmente con aquellas entidades de paso de migrantes, para alertar por este tipo de casos e implementar las acciones necesarias para la prevención de cualquier violación a los derechos de las personas migrantes, sea cual sea su estatus migratorio”.

Comentarios