Gobierno de Alfaro incurriría en desacato si vende Villa Panamericana: abogado

martes, 27 de agosto de 2019
GUADALAJARA, Jal. (apro).- De concretarse la venta de la Villa Panamericana el próximo viernes, las autoridades estatales caerían en desacato puesto que existen medidas cautelares que impiden su enajenación, advirtió Carlos Aldana, representante legal de la asociación del Parlamento de Colonias de la Zona Metropolitana. El abogado informó que al enterarse que el gobierno del estado venderá la Villa Panamericana en mil 500 millones de pesos a la empresa Green Life Capital SAPI S.A. de C.V., que le dará un uso de vivienda, ayer presentaron "un incidente de violación a las suspensiones otorgadas" en los juicios de nulidad 67/2011 y 82/2011 "para efecto que se pueda revisar por parte del Tribunal" de Justicia Administrativa. Dicho Tribunal tendrá de tres a cinco días para dar una respuesta a los quejosos, así como para notificar a las autoridades que tendrían que justificar por qué violan una suspensión otorgada, explicó el litigante. En caso de que el próximo 30 de agosto, se firme el contrato con la empresa, el gobierno "tendría que retractarse, además, sería sujeto a sanciones que la ley prevé desde el apercibimiento, la amonestación y hasta la destitución del cargo son los alcances que tiene el Tribunal", apuntó el representante legal. En este momento, existen tres juicios de nulidad vigentes, los cuales impiden la venta del inmueble y que se emitan certificados de habitabilidad. A detalle, Carlos Aldana recordó que los vecinos de Rancho Contento, fraccionamiento aledaño al bosque de La Primavera, promovieron ante la Quinta Sala Unitaria del Tribunal de Justicia Administrativa dos juicios de nulidad -el 67/2011 y su acumulado 82/2011 que viene de la Cuarta Sala-, contra dictámenes, licencias de edificación y convenios. También existe un tercer juicio de nulidad, el 381/2013, que presentó el político, Salvador Cosío Gaona ante la Sexta Salda del Tribunal de Justicia Administrativa, en que se concedió la medida cautelar para que "no se lleven a cabo las operaciones de compraventa y enajenación de las unidades habitacionales que conforma la Villa Panamericana". La Villa Panamericana se construyó cerca del Bosque de la Primavera, en una zona de fragilidad ambiental, por tal motivo está en desuso desde hace casi ocho años. Por su parte, el presidente del Parlamento de Colonias de la Zona Metropolitana, Alejandro Cárdenas prevé tomar diversas acciones jurídicas "para evitar el ecocidio en una zona que se debe de proteger". Considera que el gobernador del estado, Enrique Alfaro Ramírez es incongruente, puesto que declara que no existe agua suficiente para la zona metropolitana, y ahora pretende urbanizar un área de "alta recarga hidrológica".
"¿Cómo es posible que ahora el gobernador anuncia la venta y la habitabilidad como vivienda de un edificio que ha sido cuestionado, no por nosotros nada más, sino por otros expertos, y que hay estudios que demuestran la gran capacidad de infiltración y la gran afectación que pudiera tener, tanto la zona del bosque como el área de Colomos y otras áreas", recalcó Alejandro Cárdenas.
En tanto, el líder de la Federación de Sindicatos del Estado, Sergio Padilla dijo que se opone a que la Villa Panamericana sea destinada para vivienda, y considera que la opción sería que se destine para funciones gubernamentales. Afirmó que no es justificación que el gobierno argumente que la venta es la única manera de recuperar los mil 100 millones de pesos, patrimonio de los trabajadores del estado, invertidos en la construcción de la Villa Panamericana.
"Que paguen inclusive aquellos que hicieron el mal negocio, es un daño patrimonial (...) no quisiéramos que se destruyera la Villa porque sería una gran pérdida, son 350 millones invertidos por los trabajadores a través del Instituto de Pensiones del Estado”, y comentó que el inmueble solo representa “un gran negocio entre inmobiliarias".
Los socios que integran la empresa Green Life Capital son empresarios y exfuncionarios.

Comentarios