Pleito entre reos deja ocho heridos en el Cereso de Colima

viernes, 27 de septiembre de 2019
COLIMA, Col. (apro).- Ocho presos lesionados, uno de ellos de gravedad, fue el resultado de una riña protagonizada el mediodía de este viernes entre integrantes de grupos criminales antagónicos en el interior del Centro de Reinserción Social (Cereso) del estado. El titular de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) estatal, Enrique Sanmiguel Sánchez, informó que el enfrentamiento fue neutralizado tras la intervención de elementos del grupo antimotines de esa corporación, además de que llegaron miembros del Ejército para evitar una posible fuga. Uno de los lesionados sufrió heridas con una punta, por lo que fue necesario trasladarlo a un hospital para intervenirlo quirúrgicamente, mientras que dos resultaron descalabrados y cinco más policontundidos. De acuerdo con el funcionario, el conflicto, que duró alrededor de 15 minutos, fue iniciado por dos internos del área de sentenciados y uno de procesados, pertenecientes a dos grupos delincuenciales distintos, pero “ya traían el pleito desde afuera e iniciaron así la bronca”. Durante el enfrentamiento, dijo, “se lanzaron algunas piedras porque hay un área en construcción, por lo que ante este hecho entró la Policía Estatal y algunos custodios, y al verlos los internos se fueron solitos a sus dormitorios, el A y el B”. Después de la gresca, señaló Sanmiguel, se realizó una revisión en los dormitorios, donde se encontraron cinco puntas y un cable cargador de teléfono celular, aunque no se localizó ningún aparato ni drogas. El titular de la SSP comentó que como medida preventiva para evitar nuevos choques se establecerán horarios distintos para la salida de los internos al patio. Aunque refirió que los presos ya se encontraban “en santa paz allá adentro”, Sanmiguel reconoció que los ánimos aún se encontraban “calientes”, por lo que anunció que durante este día quedaron suspendidas las visitas. Hace poco más de cuatro meses, el 23 de mayo pasado, se registró otro enfrentamiento con piedras en el mismo reclusorio, que dejó un saldo de tres reos heridos, uno de los cuales requirió ser trasladado al Hospital Regional Universitario. En aquella ocasión, la SSP informó que la riña, suscitada en el área de sentenciados, fue controlada por el personal de seguridad y custodia del penal, mientras que el ingreso del Grupo Antimotines tuvo como propósito mantener la seguridad interior del penal, evitar la distribución y consumo de drogas, así como decomisar aparatos de comunicación y armas hechizas que se puedan utilizar para atentar contra los internos o personal que labora en la institución. Asimismo, señaló que se convocaría a los integrantes del Comité Técnico del Cereso de Colima, con la finalidad de analizar las sanciones contra los reos que participaron en la riña.