La BUAP ofrece asesoría gratuita para ampararse contra reemplacamiento

miércoles, 22 de enero de 2020
PUEBLA, Pue. (apro).- La Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) ofreció asesoría gratuita a los automovilistas poblanos que decidan tramitar amparos contra el programa de reemplacamiento y el canje de la tarjeta de circulación que el gobierno estatal puso en marcha este año. La campaña ocurre en el marco del enfrentamiento que la casa de estudios ha mantenido con el gobierno del morenista Luis Miguel Barbosa Huerta. En los primeros días de este año la BUAP denunció que la Auditoría Superior del Estado le inició una revisión “preventiva” sobre el ejercicio 2019, que calificó como ilegal, y aseguró que con esa medida se buscaba violentar la autonomía de la institución académica y someterla a intereses políticos “del gobierno en turno”. El auditor Francisco Romero Serrano dio a conocer este miércoles que tal revisión “preventiva” se cerró desde el lunes 20, luego de que la Tesorería de la BUAP se negó a entregar información. El anuncio coincide con la campaña que lanzó la Universidad a través de las redes sociales, en la que pone a disposición de la sociedad poblana el Bufete Jurídico para promover la defensa legal en contra del cobro por reemplacamiento y tarjeta de circulación. El coordinador del Bufete Jurídico, Marino Alejandro Balderas Flores, informó que, en las primeras horas de haber iniciado esta campaña, más de 300 ciudadanos ya habían solicitado adherirse al amparo colectivo que promoverán los abogados de la casa de estudios. Al ser cuestionado sobre las acciones impulsadas por el rector de la BUAP, Alfonso Esparza Ortiz, Barbosa Huerta evadió responder si se trataba de una “revancha” contra su gobierno. “Es una posición del rector, la entiendo así, no le doy más vueltas a las cosas. Pero él sabe qué hacer, él sabrá qué hacer siempre, él tomó una decisión y cree que está haciendo lo correcto, pues que siga haciéndolo", soltó. Por separado, el legislador local José Juan Espinosa, del Partido del Trabajo (PT), emprendió una campaña de pegotes en distintas calles de la zona metropolitana para exigir al gobierno de Barbosa que dé marcha atrás al reemplacamiento que costará a los automovilistas 965 pesos, más 530 pesos por el control vehicular, lo que da un pago total de mil 495 pesos. En distintos cruces, el diputado, quien hasta 2018 fue uno de los operadores de Barbosa Huerta, se dedicó a colocar en los carros los pegotes con la leyenda “No al Placazo”.