Liberan a activista mexiquense por no acreditarse presunta extorsión; aún enfrenta acusación por robo

miércoles, 22 de enero de 2020
TOLUCA, Edomex (apro).- Un juez del Tribunal de Enjuiciamiento del Distrito Judicial de Ecatepec otorgó la libertad absoluta al activista José Humbertus Pérez Espinoza, presidente del Frente Mexiquense en Defensa para una Vivienda Digna A.C, porque la Fiscalía no logró acreditar su responsabilidad en el delito de extorsión. Sin embargo, Pérez Espinoza seguirá en el penal estatal La Perla --ubicado en Nezahualcóyotl-- al menos hasta el miércoles 29, cuando se realizará la próxima audiencia por la tercera carpeta que incluye el delito de robo a casa-habitación, con la modificativa de haberse cometido con violencia. La libertad del activista (causa penal 372/2018) se determinó la tarde-noche de este miércoles, después de que la supuesta víctima agotó el plazo de un año para presentar su desfile probatorio, pues uno de sus dos testigos nunca acudió y el que se presentó admitió que el delito realmente no se cometió. El auto de apertura del juicio oral por esta carpeta fue el 23 de agosto de 2018, por lo que debió dictarse sentencia el 23 de agosto de 2019. No obstante, debido a que Humbertus enfermó de pancreatitis aguda, fue intervenido y se mantuvo en recuperación durante tres meses, el plazo de resolución se alargó hasta el 23 de noviembre. La audiencia de cierre para las pruebas de cargo se estableció el 28 de ese mismo mes, pero el Ministerio Público entabló recurso de recusación contra el juez, a quien señaló de parcialidad, con lo que logró alargar el procedimiento. El instrumento jurídico le fue rechazado. En entrevista telefónica, Pérez Espinoza indicó que la Fiscalía también ganó tiempo al no serle notificadas en tiempo y forma las diligencias; por ejemplo, el pasado miércoles 15 se le notificó una audiencia después de una hora de iniciada, lo que –dijo-- tuvo como propósito aplazar la diligencia hasta este miércoles, con la finalidad de aleccionar al testigo faltante que tampoco se presentó. Durante la etapa de pruebas de cargo contra Pérez Espinoza, tampoco se logró acreditar el supuesto hurto de una computadora, un celular y botes de pintura, pues la presunta víctima no presentó las facturas para probar la compra y posesión de esos artículos, mientras que el teléfono fue dado de baja por la propietaria varios meses después de levantada la denuncia. El activista está por concluir el desfile de pruebas de descargo para que el juez emita sentencia, lo que podría ocurrir el mismo miércoles 29, o en su defecto determinarse la modificación de la prisión preventiva oficiosa a la que se encuentra sujeto por otra medida cautelar, para que atienda sus últimas audiencias en libertad, dado que tampoco se probó la violencia con la que presuntamente se cometió el delito. Humbertus fue detenido el 4 de noviembre de 2015. En dos primeras carpetas se le acusó de robo con violencia, pero resultó absuelto porque no se acreditó su culpabilidad. La detención, desde el punto de vista de organismos defensores de derechos humanos, tuvo su origen en la batalla jurídica emprendida en contra del sector inmobiliario y los recursos ganados, tras acreditar algunos fraudes en los que estarían involucrados funcionarios priistas. En marzo de 2019, la Legislatura local exhortó a la Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM) y al Poder Judicial mexiquense a agilizar la libertad de Pérez Espinoza. Hace unas semanas hizo lo propio el padre Alejandro Solalinde.