Con 'árbol de la esperanza”, exigen a gobernador de Guanajuato atender casos de desaparecidos

viernes, 3 de enero de 2020
GUANAJUATO, Gto. (apro).- Media centena de familiares de personas desaparecidas se manifestaron afuera del Palacio de Gobierno estatal para exigir justicia en sus casos y se presente con vida a los hombres y mujeres no localizados. Congregados en tres colectivos, acudieron al recinto donde despacha el gobernador Diego Sinhue Rodríguez para colocar fotografías y formar un “árbol de la esperanza”, para reclamar la aparición con vida de sus desaparecidos. Desde que se llevaron a cabo mesas de trabajo con los diputados de las comisiones de Derechos Humanos y Atención a Grupos Vulnerables del Congreso del Estado, en la construcción de las leyes de desaparición y víctimas para la entidad, la exigencia de los integrantes de los colectivos fue la misma: ser recibidos por el gobernador, la cual no ha tenido respuesta. Ante esta negativa, los familiares de desaparecidos se postaron en el palacio para exigir que el titular del Ejecutivo los atienda de manera colectiva y no individualmente, como han recibido invitaciones, además que la audiencia sea con él y no con el secretario de gobierno, Luis Ernesto Ayala Torres o con funcionarios de segundo y tercer nivel. El vocero de los colectivos, José Rodríguez, explicó que la cifra de personas desaparecidas, en su mayoría a manos de particulares, puede llegar hasta a los 2 mil casos, pero no existe una cifra exacta, ya que denunció que gobierno estatal manipula las cifras y esconde fosas en las que se han encontrado restos, sin que se hagan los peritajes para tener certeza de las identidades de las víctimas. “Queremos encontrar a las personas desaparecidas y tener una estadística de lo que está viviendo Guanajuato y no que se sigan manipulando las cifras. Guanajuato es número uno en violencia con cifras manipuladas, imagínense como estaríamos”, lanzó. Denunció que familiares de personas desaparecidas han sufrido amenazas por seguir en la búsqueda de las víctimas, lo que los ha llevado a abandonar los colectivos, además de que son intimidados por los organismos que deberían de procurarles justicia. “Esa es la actitud con la que reciben en la fiscalía, en derechos humanos, cuando vamos a poner las denuncias, sabemos que los policías deben de dar parte que estamos aquí manifestándonos, pero que nos tomen tanta foto es intimidatorio”, sostuvo. Durante la manifestación, un sacerdote católico acompañó a los participantes y rezaron un rosario para pedir por justicia. Maricela, integrante de uno de los colectivos, dijo que al gobierno del estado no le interesa investigar los casos de desaparición de sus familiares. “Nuestras familias están desechas, no tienen navidad, se quedaron desarmadas, tenemos una familia que lloró el 24 y el 31 de diciembre, queremos que nos escuchen, basta de alargar el problema, que pongan los pies en el suelo, estamos jodidos de salud, ¿Qué hace falta? ¿que desaparezcan a 2 mil 500?”.

Comentarios