Denuncias en mi contra, para 'quedarse con la silla”: exsecretaria de Bienestar Social de BC

martes, 7 de enero de 2020
MEXICALI, B.C. (apro).- Cynthia Gissel García, despuesta como secretaria de Integridad y Bienestar Social del estado, luego del escándalo por el presunto “pase de charola” a empresarios y el desvío de los recursos, calificó el hecho como una “patraña” y denunció una “guerra” al interior del gobierno morenista “para quedarse con la silla”. Además, señaló a la titular de la Función Pública, Vicenta Espinoza, como la responsable de “filtrar” las acusaciones. “No hay ninguna persona denunciada, es por denuncias periodísticas. El único que aparece es Rosendo Colorado, que es el que denuncia ante la Secretaría de la Función Pública y supuestamente presta su teléfono --que son puros supuestos también--, y la secretaria de la Función Pública, Vicenta Espinoza, filtra la información que supuestamente está en el teléfono de Rosendo. “Pero hay información que no concuerda ni con el teléfono, ni con el tipo de escritura, ni con la manera de hablar”, declaró ante la Fiscalía General del estado (FGE) la extitular de la Secretaría de Integridad y Bienestar Social. Por decisión propia, Cynthia Gissel García, quien pidió licencia al cargo tras revelarse diversas conversaciones telefónicas --y luego, de manera intempestiva, fue sustituida por Laura Torres Ramírez, el pasado 2 de diciembre--, acudió a la FGE para rendir su declaración y revisar el expediente. De acuerdo con la exfuncionaria estatal, la Fiscalía sólo cuenta con recortes de periódico y conversaciones telefónicas entre ella y Rosendo Colorando, quien fungió como uno de los operadores políticos durante el periodo de “transición” para el cambio de gobierno. Lo anterior implicaría que la autoridad penal no ha realizado indagaciones adicionales, ni ha llamado a declarar a las personas a quienes presuntamente se les solicitó varios millones de pesos a cambio de futuros contratos en el gobierno de Jaime Bonilla. Nota relacionada: [embed]https://www.proceso.com.mx/608824/colaboradora-de-bonilla-cae-en-coma-diabetico-tras-acusaciones-por-presunta-corrupcion[/embed] Cynthia Gissel García también negó su cercanía con Rosendo Colorado y, al considerarlo como “uno más”, rechazó que fuera uno de sus operadores de confianza. Además, subrayó, las conversaciones fueron modificadas. “(Rosendo) es un individuo que no traiciona la confianza porque nunca fue de confianza, fue una persona más, pero al final alguien lo llamó para que hiciera esta fechoría, esta telenovela de terror, esta patraña… “…nos mostraron una carpeta basada con hechos que son recortes de periódico, conversaciones de WhatsApp. Hay conversaciones que no reconozco que sean mías, como que hicieron un mazacote en cuestión de información”. La exfuncionaria insistió en que “la telenovela” o “patraña” del pase de charola fue parte de la guerra interna de grupos políticos para quedarse con la Secretaria de Integridad y Bienestar Social. “A alguien, algún grupo político afecté, de tal manera que se suscitaron todos estos hechos… fue un golpeteo interno, fueron golpes internos para quitarme de la silla. Y sabemos que hay otras figuras políticas que vieron el momento oportuno y se sumaron a esta causa”, comentó. Y, tras asegurar que sabe quién o quiénes orquestaron la “patraña”, advirtió que en su momento lo dará a conocer en conferencia de prensa. En redes sociales, el pasado 26 de noviembre aparecieron diversas conversaciones entre la exsecretaria y Rosendo Colorado, donde hablan de la entrega de “los verdes”, y más tarde se reveló la presunta solicitud de dinero a empresarios en el periodo de transición entre el gobierno saliente del panista Francisco “Kiko” Vega de Lamadrid y el morenista Jaime Bonilla, a cambio de presuntamente recibir contratos.

Comentarios