Implicado en 'estafa maestra”, encargado de despacho de la Secretaría de Educación de Tabasco

miércoles, 8 de enero de 2020
VILLAHERMOSA, Tab. (apro).- Guillermo Narváez Osorio renunció a la titularidad de la Secretaría de Educación del estado (Setab), y como encargado de despacho de la dependencia quedó el subsecretario de Educación Media y Superior, Fernando Calzada Falcón, implicado en la “estafa maestra”. El gobernador Adán Augusto López Hernández informó que Narváez Osorio renunció ayer, luego de ser propuesto por el Consejo Universitario en la terna de la cual la Junta de Gobierno elegirá al próximo rector de la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco (UJAT) para el periodo 2020-2024. El mandatario morenista dijo que en tanto designa al nuevo titular de la Setab, Fernando Calzada Falcón asumió las funciones como encargado de despacho, pero se da como un hecho que será el relevo de Narváez Osorio, quien también se perfila como favorito para rector de la UJAT. De acuerdo con una investigación del portal Animal Político y de la agrupación civil Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI), que dio origen a la “estafa maestra”, en Tabasco se encuentran implicados siete rectores de cuatro universidades y de un instituto superior. Entre ellos el saliente rector de la UJAT, José Manuel Piña Gutiérrez, y Fernando Calzada Falcón, exrector de la Universidad Tecnológica de Tabasco (UTT). Calzada Falcón también fue secretario de Finanzas en el gobierno sustituto de Manuel Gurría Ordóñez (1992-1994), en el interino de Enrique Priego Oropeza (2001) y en el de Manuel Andrade Díaz (2002-2006), todos priistas. Según la investigación periodística, entre 2013 y 2014 la Auditoría Superior de la Federación (ASF) detectó contratos ilegales por 7 mil 670 millones de pesos en 11 dependencias del gobierno federal, entre ellas Pemex Exploración y Producción (PEP) y la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), de los cuales desparecieron tres mil 433 millones. Los 7 mil 670 millones fueron entregados a 186 empresas, pero 128 no tenían la infraestructura ni personalidad jurídica para dar los servicios para los que fueron contratadas o simplemente eran fantasmas. Para la triangulación de los recursos, en el caso de PEP se utilizaron ocho universidades del país, cinco de Tabasco --entre ellas la UJAT y la UTT--, que se quedaron con más de mil 6 millones de pesos de “comisión”. La UJAT, por cinco contratos con PEP, obtuvo 128 millones 23 mil 605 pesos de comisión. La UTT, cuyo rector era Calzada Falcón, también firmó cinco convenios con PEP, por los que recibió 47 millones 604 mil 800 pesos de comisión. En la triangulación de recursos de PEP participaron otras tres universidades tabasqueñas: Popular de la Chontalpa (UPCH), Politécnica del Golfo de México (UPGM) y el Instituto Técnico Superior de Comalcalco (ITSC). En agosto pasado, el gobernador Adán Augusto informó que colaboraba con la ASF, la Secretaría de la Función Pública (SFP) y la Fiscalía General de la República (FGR) en la investigación sobre la “estafa maestra” en Tabasco. Uno de los implicados, José Manuel Piña Gutiérrez, dejará la rectoría de la UJAT a finales de este mes, tras ocho años el cargo, en dos periodos de cuatro años. Y se da como inminente que su relevo será el ahora exsecretario de Educación del gobierno, notario público y catedrático de la UJAT, Guillermo Narváez Osorio, quien compite con Dora María Frías Márquez y Arturo Garrido Mora, secretaria de Servicios Académicos y director de la División Académica de Ciencias Biológicas de esa institución. La doctora Miriam Carolina Martínez López, directora de la División Académica de Ciencias de la Salud, también aspirante a la rectoría, consideró como “una vergüenza” la elección de la terna de candidatos. Denunció que la elección del Consejo Universitario no fue un proceso transparente, y acusó al rector Piña Gutiérrez de operar abiertamente en favor de la terna que finalmente quedó y de la cual la Junta de Gobierno designará rector de la UJAT.