Policías matan a 8 presuntos sicarios del Cártel del Noreste en Coahuila

jueves, 9 de enero de 2020
MONTERREY, NL (apro).– La Secretaría de Seguridad Pública de Coahuila (SSP) reportó la muerte de “ocho civiles armados”, presuntamente del Cártel del Noreste (CDN), que se enfrentaron a las “fuerzas de seguridad del estado” en el municipio fronterizo de Guerrero, ubicado a unos 40 kilómetros al oriente de Piedras Negras. “Los ocho civiles armados fueron abatidos cerca de las 15:30 horas de este jueves en el municipio de Guerrero”, señaló el comunicado de la Secretaría de Seguridad de Coahuila. El texto agregó que los hechos, de los que ya tomó conocimiento la Fiscalía General del Estado (FGE), ocurrieron en el Rancho Santa Teresa, en donde los elementos estatales repelieron una agresión con arma de fuego y abatieron a los probables delincuentes. En el lugar del enfrentamiento se aseguraron armas largas y cartuchos, cuya cuantificación aún está en proceso, así como pertrechos con las siglas “CDN”. Al sitio acudieron elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y de la Guardia Nacional.  
Policías matan a una niña y dejan heridos a sus padres
Un día antes, hombres armados que se desplazaban en cuatro camionetas intentaron asesinar al jefe de la policía del municipio vecino de Zaragoza. Tras una persecución, los policías estatales confundieron una de las camionetas y dispararon contra otro vehículo donde viajaba una familia, matando a una niña e hiriendo a dos adultos. “Como probables responsables de la muerte de la menor fueron identificados dos elementos del Mando Único asignados a ese municipio”, informó el gobierno de Coahuila en un comunicado. La principal línea de investigación señala que los padres de la menor fueron confundidos con los pistoleros del Cártel del Noreste que intentaron asesinar al director de Seguridad Pública de Zaragoza. El pasado mes de diciembre del 2019, unos 150 sicarios del Cártel del Noreste se enfrentaron con policías estatales en el municipio de Villa Unión, muy cerca de Guerrero. El saldo fue de 23 personas muertas, informó el gobernador Miguel Ángel Riquelme, quien detalló que entre los 23 fallecidos hay 17 presuntos delincuentes, dos civiles y cuatro policías.