Atacan a balazos a pobladores de Aldama; hay una persona herida

jueves, 1 de octubre de 2020 · 00:36
TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis. (apro).- Artemio Pérez Pérez, de 26 años de edad, originario de la comunidad Tabak, en el municipio de Aldama, resultó herido de bala en un ataque perpetrado por francotiradores apostados en el lado de Chenalhó. Desde un punto llamado T'elemax, del lado del Sector Santa Martha, en el municipio de Chenalhó, los pobladores de Aldama empezaron a escuchar disparos, por lo que buscaron refugio para salvarse de las balas, pero una de ellas alcanzó a Artemio, quien de inmediato fue trasladado al Hospital de las Culturas de San Cristóbal de Las Casas, esta misma mañana, donde se debate entre la vida y la muerte. De acuerdo con reportes de la Comisión Permanente de los 115 Comuneros Desplazados de Aldama, desde el martes 29, a las 18:09, empezó la balacera de forma esporádica, pero esta mañana se intensificó. “Siguen aún muy fuerte los disparos de altos calibres en contra de la comunidad de Tabak Aldama, los disparos provienen del punto de T'elemax Santa Martha Chenalhó”, precisó esta mañana la Comisión. Con Artemio Pérez suman 28 las personas heridas, además de seis decesos, a raíz de la disputa de 60 hectáreas de tierras que inició en 2018 entre los dos municipios. El Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas dijo hoy que es obligación del gobierno en sus tres niveles proteger la vida, seguridad e integridad de las mujeres, niñas, niños, adolescentes, personas mayores y hombres en situación de riesgo en los límites de Aldama-Chenalhó. En tal sentido, urgió a la Secretaría de Salud “se brinde y garantice el acceso a una atención médica oportuna, pronta, inmediata e integral a Artemio Pérez Pérez, ante posibles daños que afecten su estado de salud”. Además, pidió a la Fiscalía General del estado “iniciar las investigaciones en contra de quienes resulten responsables de los hechos delictuosos y sancionar a los autores materiales e intelectuales”. Y que garantice de manera inmediata los derechos a la vida, seguridad e integridad física y psicológica de las familias del pueblo maya tzotzil del municipio de Aldama, y se apliquen los Principios Rectores del Desplazamiento Forzado de la Organización de las Naciones Unidas, para proporcionar atención humanitaria a las familias en desplazamiento forzado de 13 comunidades. Pero sobre todo que se investigue de manera pronta y adecuada, y se sancione, desarme y desarticule a los grupos civiles armados de corte paramilitar de Chenalhó, responsables directos de los ataques que han provocado desplazamientos forzados en la región Altos de Chiapas.