López Obrador anuncia 30 mil viviendas para damnificados en Tabasco

sábado, 10 de octubre de 2020
VILLAHERMOSA, Tab. (proceso.com.mx).– Desde Palenque, Chiapas, el presidente Andrés Manuel López Obrador envió un saludo fraterno y cariñoso a sus paisanos de Tabasco y les ratificó que se pondrá en marcha un programa de 30 mil viviendas para quienes resultaron afectados por las lluvias y desfogue de la presa Peñitas. Dijo que a su paso por Villahermosa, el viernes al mediodía para supervisar trabajos del Tren Maya en Yucatán, Campeche y Chiapas, se entrevistó con el gobernador Adán Augusto López Hernández y el secretario de Bienestar, Javier May Rodríguez, quien, dijo, está encargado de atender a los afectados por las inundaciones. Ahí el primer mandatario fue informado de cómo está la situación en Tabasco tras las lluvias y desfogue de la presa Peñitas que dejaron más de 600 mil damnificados en 13 de los 17 municipios de la entidad. Dijo que se calcula que hay alrededor de 30 mil viviendas afectadas por las inundaciones y por ello dio la instrucciones de que se mantengan trabajando de manera coordinada e intervendrá también la Secretaria de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), y se cuenta con el apoyo de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) que ofrece alimentación y aplica el Plan DN-III. “Quiero decirles a mis paisanos que padecen y sufren por esta inundación, que van a recibir todo nuestro apoyo”, manifestó. Resaltó que los afectados ya están atendidos, pero se les ayudará bien y no le falten alimentos en estos días difíciles, por lo que instruyó que se distribuyan víveres. “También di la instrucción para que se haga un censo para entregar muebles y enseres domésticos que perdieron en la inundación”, informó. Informó que habló con el subsecretario de la Sedatu, David Cervantes, para que también se traslade a Tabasco y se inicie un programa de mejoramiento y construcción de hasta 30 mil acciones de viviendas, de apoyo a los damnificados. Asimismo, anunció que la próxima semana realizará una gira por el Itsmo y regresará a Chiapas para visitar la presa de Peñitas, porque en buena parte las inundaciones de Tabasco “tienen que ver con el mal manejo de las presas”. “Son inercias que quedaron desde que se privilegiaban a las empresas particulares que le venden energía eléctrica a la Comisión Federal de Electricidad”, agregó. Reiteró que se dejó de turbinar durante mucho tiempo para no competirle a las empresas particulares y esto provoca que los vasos, los balses estén siempre llenos porque no se turbina en las hidroeléctricas del Grijalva y otras, porque “se despacha primero” la energía que producen las particulares. “Entonces, el domingo de regreso vamos a tomar una decisión en definitiva: nunca más se va a poner en riesgo a la población. Vamos a presentar un programa de control de las presas del río Grijalva", anunció.

Apoyo de 10 mil 500 pesos a damnificados

Por su lado, el gobernador Adán Augusto López Hernández informó que tras concluir el censo, a partir de la próxima semana se iniciará la entrega directa y sin intermediario de 10 mil 500 pesos a cada familia damnificada por la inundación, autorizados por el presidente López Obrador y coordinado por la Secretaría de Bienestar. “Es para todos, aquí no se excluye a nadie, es un programa de apoyo a quienes perdieron sus enseres y vendrá uno de apoyo para reconstruir viviendas dañadas”, manifestó durante un recorrido por zonas afectadas de los municipios de Centro, Jalapa y Macuspana, acompañado del secretario de Bienestar, Javier May.