Jueces niegan que haya orden de aprehensión contra Damián Sosa Castelán

jueves, 15 de octubre de 2020
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Damián Sosa Castelán, candidato del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) a la presidencia municipal de Tulancingo, Hidalgo, no tiene orden de aprehensión por el caso que la Fiscalía General de la República (FGR) sigue en contra de su hermano Gerardo Sosa, por delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita por 58.2 millones de pesos. Así lo informaron jueces federales, quienes negaron dos amparos que promovió Óscar Damián por actos privativos de la libertad. El motivo es que, hasta el día de hoy, el recurrente no tiene orden de citación, comparecencia o aprehensión del Centro de Justicia Penal Federal. Por este motivo, también podrá votar y ser votado en las elecciones del domingo 18 de octubre. El nombre de Damián Sosa aparece en la causa penal 263/2020 por la declaración del testigo colaborador de la FGR, Óscar Pacheco Medina, quien reconoció haber creado por instrucción de Gerardo una empresa que recibió recursos de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH), donde el principal de los Sosa ha ejercido el control político y económico “de forma indebida”, a decir de los representantes del Ministerio Público. Según Pacheco Medina, que se acogió a un criterio de oportunidad para delatar el esquema de sustracción de recursos en la UAEH a cambio de no ser detenido, Damián Sosa Castelán se convirtió en el accionista mayoritario de Inmobiliaria, Constructora y Arrendadora Yolo SA de CV, después de “aparentemente” haber realizado diversos préstamos por siete millones de pesos. https://www.proceso.com.mx/648211/los-operadores-voluntarios-e-involuntarios-de-sosa-castelan En la trama de lavado de dinero que imputa la FGR, que se basa en una investigación de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), para la cual obtuvo informes de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) sobre transferencias de los posibles involucrados, Inmobiliaria, Constructora y Arrendadora Yolo transfirió 31 millones 305 mil 88 pesos a la empresa de papel Contabilidad del Siglo XXI –utilizada para dispersar el dinero a las cuentas de Gerardo, sus hijas y testaferros–, la mayor cantidad de los 58.2 millones por los que Gerardo Sosa, junto con tres personas más, están recluidos desde el 31 de agosto; él, en el penal de máxima seguridad del Altiplano. De acuerdo con la declaración que Óscar Pacheco hizo ante la Unidad Especializada en Investigación de Operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita, Falsificación o Alteración de Moneda, él creó Inmobiliaria, Constructora y Arrendadora Yolo el 15 de diciembre de 2001, con un capital inicial de 50 mil pesos y un total de diez acciones: cinco para el ahora testigo y cinco para su hija. Sin embargo, después su hija salió de la sociedad y le dejó sus acciones; Adriana del Carmen Cravioto Torres, esposa de Gerardo Sosa, obtuvo 180 acciones al aportar 950 mil pesos, y Óscar Damián Sosa, mil 400 acciones al supuestamente aportar siete millones. https://www.proceso.com.mx/652940/el-arquitecto-del-fraude-en-uaeh La empresa de la que es accionista principal Damián, antes diputado local por el PRI y el PAN, después dirigente estatal de Movimiento Ciudadano, dispuso de dinero que salió de la universidad, según el testigo. Un terreno en Ciudad de México costó 45 millones; otro, en Puebla, cuatro millones, financiados indebidamente por la casa de estudios, reconoció. Los amparos del candidato de Morena son el 737/2020, radicado en el Juzgado Primero de Distrito del Estado de Hidalgo, y 592/2020, en el Juzgado Sexto de Distrito del Estado de México. Seguro de ganar la elección del 18 de octubre, Damián Sosa dijo en una entrevista con El Independiente de Hidalgo, periódico de la UAEH, cuyas cuentas también han sido congeladas por la UIF –debido a la investigación que realiza por lavado de dinero tras una alerta de la DEA estadunidense–, que después de la elección analizarán las notas “en contra de Damián Sosa” para “fincar responsabilidades” contra los medios. De Proceso y Reforma, además de “algunos medios locales” que no refirió, dijo que reciben dinero para atacarlo. De su hermano Gerardo afirmó: “No cabe la menor duda de que es un preso político. El éxito en Hidalgo es pecado”, y auguró que saldrá libre “y lo hará más fortalecido”. Sin embargo, en la conversación, ante la pregunta “¿Miente Óscar Pacheco Medina en su declaración ministerial?”, dijo no conocer la declaración. El testigo colaborador afirmó, textualmente: “se aumentó el capital social (de la empresa Inmobiliaria, Constructora y Arrendadora Yolo) en virtud de que se sostuvo que el señor Óscar Damián Sosa Castelán, aparentemente, había realizado diversos préstamos a la empresa por la cantidad de $7’000,000.00, reconociéndole así el carácter de accionista al mismo”. También dice sobre el crecimiento patrimonial de la empresa con el erario universitario: “a mí me depositaron de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo por diversas cantidades de pesos y ocupé todo para comprar el terreno en 2007”. Se refiere al predio, que costó 45 millones, en el que construyeron una súper nave industrial de diez mil metros en San Antonio, Ciudad de México. https://www.proceso.com.mx/649595/detienen-a-miembro-del-grupo-de-sosa-castelan-por-tentativa-de-feminicidio