Nacional

Al evitar arresto, alcaldesa de Tecate mandó “una mala señal”: Bonilla

La alcaldesa de Tecate se atrincheró en el ayuntamiento mientras policías estatales la esperaban afuera con la intención de detenerla.
jueves, 22 de octubre de 2020

MEXICALI, BC. (apro).- Tras el fracaso en la detención de la alcaldesa de Tecate, Zulema Adams, el gobernador Jaime Bonilla arremetió contra la funcionaria, quien, dijo, ha mandado “una mala señal” al enviar a la fuerza pública para contrarrestar la orden del juez. “Ese ejemplo no se puede seguir”, pues está diciendo a los ciudadanos: “no respetes la ley, no respetes al juez”.

Además, Bonilla se deslindó de la orden de arresto y dijo que fue la disposición de un juez, no del Ministerio Público.

Durante su transmisión en redes sociales, el gobernador, quien desde mayo pasado mantiene un enfrentamiento político con Adams, al grado de descalificarla a través de los medios de comunicación de los que es dueño y entrever que protege al crimen organizado, sostuvo que lo ocurrido ayer “es imperdonable, injustificable e indefendible”.

Se refirió con ello al hecho de que la alcaldesa, junto con su abogado y otras personas, se atrincheraron en las oficinas del ayuntamiento para evitar la detención, mientras policías estatales la esperaban afuera con la intención de detenerla.

El motivo para arrestar a la alcaldesa derivó de una orden que emitió un juez, luego de que los dueños de la empresa Gasmart interpusieron una demanda de amparo para que les liquidara un adeudo de poco más de 5 millones de pesos que contrajo el ayuntamiento en 2009.

Desde mayo pasado, cuando inició el enfrentamiento entre el gobernador y la alcaldesa, el primero dijo que podía ser detenida porque no estaba cumpliendo, en clara referencia al adeudo.

Cinco meses después, un juez ordenó el arresto de la alcaldesa por 12 horas, como una medida coercitiva para obligarla a pagar. Ayer, antes de su detención, el adeudo ya había sido liquidado, pero aun así se mantuvo el operativo por parte de agentes de la Fiscalía General del estado.

Esta mañana el gobernador invitó al fiscal Hiram Sánchez y al comisionado Carlos Flores para que explicaran el operativo.

El primero detalló que desde 2011 la empresa gasolinera recurrió a una demanda en un juicio ordinario mercantil en contra del ayuntamiento de Tecate, buscando el pago. “Se llevó a juicio de forma ordinaria y culminó con la sentencia en la que se obligaba al ayuntamiento al pago”.

El juez de primera instancia llevó a cabo todos los actos para cumplir esa determinación, pero al no lograrlo, el propio actor --la empresa (Gasmart)-- acudió ante las autoridades judiciales y promovió una demanda de amparo, con el fin de obligar al juez civil de Tecate a buscar los medios coercitivos para hacer cumplir la sentencia, explicó Hiram Sánchez.

También dijo que se presentó una denuncia ante el Ministerio Público por tales hechos, y el pasado viernes 16 se solicitó, a través de la fuerza estatal de seguridad e investigación, que se llevara a cabo el arresto de la alcaldesa.

“Se llevaron a cabo los actos para cumplir con ellos, y ayer el propio juez de Tecate canceló esa orden de arresto”, apuntó.

A su vez, el comisionado de la fiscalía, Carlos Flores, reveló que a las 14:30 “tuvimos conocimiento que (la alcaldesa) estaba en el ayuntamiento. Al montar el dispositivo para dar cumplimiento, básicamente, desconocemos cómo operaron, se filtró la orden de arresto y determinaron no salir del palacio municipal”.

Se esperó a que saliera Zulema Adams para detenerla, “sin embargo, durante el desarrollo llegó una orden del juez donde notificaba que quedaba sin efecto dicha orden de arresto”, abundó.

Las autoridades estatales se deslindaron de la orden judicial y dijeron que ellos sólo cumplían con un mandato del juez de primera instancia.

Sin embargo, pese a la orden cancelada, y no obstante que el propio ayuntamiento ya había liquidado el adeudo (razón por la que fue insostenible mantener la orden de aprehensión), Bonilla se lanzó contra la alcaldesa, diciendo que no cumple con la ley y no respeta al juez. “Ese ejemplo no se puede seguir”.

Añadió: “Tenemos una alcaldesa que se atrincheró por no querer cumplir un mandato. Usó la fuerza pública para contrarrestar la orden de un juez. Ese ejemplo no se puede seguir. Es lo que le está diciendo a los ciudadanos: no respetes la ley, no respetes al juez”.

Luego aseguró que ya se le había dado el dinero para liquidar la deuda: “¡Atrincherarse, teniendo el recurso, incluso le dimos 20 millones de pesos!”.

El gobernador insistió en que la alcaldesa no trabaja. “Oímos la misma cantaleta: que la señora no está, la señora se atrinchera, está afuera, nos está pidiendo apoyo al gobierno del estado para recolección de basura, ¿por qué no lo hace el ayuntamiento?”.

Y para denostarla, este mediodía utilizó la figura del presidente Andrés Manuel López Obrador, quien durante su conferencia mañanera dijo que “por encima de la ley, nadie”.

En tal sentido, Bonilla lanzó: “No importa que sea de Morena, o dizque de Morena o pseudomorenista, tienen que respetar la ley. Así de sencillo”.