Nacional

Madre de Yaz quiere salir de prisión para darle ánimo a su hija internada por maltrato

El secretario de salud, José Antonio Martínez García, informó que Yaz sigue en terapia intensiva en condición grave, pues este 21 de octubre fue sometida a una intervención quirúrgica.
jueves, 22 de octubre de 2020

PUEBLA, Pue., (apro).- Alejandra, madre de la niña Yaz, quien se encuentra internada en el Hospital La Margarita desde el 21 de agosto por haber sido sometida a maltratos y abusos, envió una carta al gobernador Miguel Barbosa Huerta para pedir que le permitan salir de prisión para tratar de darle ánimos a la pequeña. 

Además, en un escrito que dirigió a la activista Frida Guerrera, la mujer actualmente presa en el penal de San Miguel, rechazó ser responsable del maltrato físico que tiene a su hija al borde de la muerte.  

Confirmó que la niña estaba al cuidado de Rafael, el padre, y de la nueva pareja de éste, de nombre Mónica, y asegura que su responsabilidad consiste en haber confiado que su expareja no era capaz de hacerle daño a sus hijas.  

“Si ustedes dicen que soy culpable por tonta, por creída, por confiar en quien se supone las amaba como yo, su padre, y en una mujer llena de coraje, lo soy, es mi culpa, pero jamás seré culpable de haber lastimado a mis niñas”, dijo la mujer. 

 

Alejandra sostuvo que tiene miedo de perder a su hija, de 7 años de edad, tal como ocurrió con Mitzi, de tres años, quien falleció el pasado mes de junio en circunstancias aún sin aclarar cuando estaba al cuidado de Rafael y Mónica.  

En la carta, pidió a Barbosa que le otorgue un permiso para acudir al hospital a ver a su hija.  

“No quiero perderla como a su hermana por favor le pido de la manera más atenta me permita estar al lado de ella, solo unos momentos, estoy dispuesta a todas las pruebas que ustedes quieran hacerme para que sepan que no sabía lo que pasaba que creí en su padre, porque así como yo pensé que en verdad amaba a mis hijas”, indicó.  

Dijo que quiere estar al lado de la niña, aunque sea un momento, para darle ánimos y que sienta que no está sola. “Que sepa que la amo y que no voy a dejarla sola, yo no sabía por todo lo que había pasado”, expresó la mujer.  

La activista Frida Guerrera ha asegurado que Alejandra debe ser juzgada con perspectiva de género, pues hay indicios de que también fue víctima de maltratos por parte de su expareja, además de que fue acusada por los golpes y abusos que presenta Yaz, aunque tenía casi un año sin poder ver a su hija porque Rafael no se lo permitía. 

En su rueda de prensa de este jueves, el gobernador dijo que no estaba en sus facultades permitir que Alejandra salga del penal para ver a su hija, por lo cual su petición tendría que estar dirigida al juez o la fiscalía general del Estado y que estas autoridades lo decidan “como un acto de humanidad”.  

El secretario de salud, José Antonio Martínez García, informó que Yaz sigue en terapia intensiva en condición grave, pues este 21 de octubre fue sometida a una intervención quirúrgica y este jueves volvería a ser operada. 

Cuando ingresó al hospital, la niña presentaba un pulmón colapsado, hemorragia interna, así como quemaduras y golpes en distintas partes del cuerpo.  

El caso trascendió a los medios de comunicación porque ya antes la menor había sido internada con maltratos, sin que la Fiscalía del Estado actuara para castigar a los responsables y ponerla menor a salvo. 

Personal de enfermería del IMSS narró a los medios de comunicación que el grado de maltrato que presentaba Yaz era a tal, que cuando era atendida pidió que mejor la dejaran morir para no tener que regresar a su casa.