Nacional

Asamblea de la BUAP exige a Barbosa cesar "persecución" contra rector

El gobierno de Puebla emitió un comunicado en el que negó los señalamientos hechos por la Asamblea Universitaria.
jueves, 29 de octubre de 2020

PUEBLA, Pue., (apro).- El Consejo Universitario de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) exigió al gobernador Miguel Barbosa Huerta desistir de una supuesta persecución política en contra del rector Alfonso Esparza Ortiz, a la vez que lo acusó de intentar vulnerar la autonomía y la estabilidad de la institución.  

En una sesión virtual, los directivos de las distintas facultades e instituciones y unidades académicas leyeron distintos pronunciamientos en los que censuraron las acciones que ha emprendido el mandatario estatal que, aseguraron, tienen que ver con el proceso electoral que se realizará el próximo año en la entidad.  

En el pronunciamiento principal que leyó José Manuel Alonso Orozco, integrante de la comisión estatutaria de planeación del Consejo, se aseguró que la BUAP ha “sido blanco de la acción articulada y sistemática de las instituciones del gobierno de Puebla”. 

Igual, se responsabilizó al gobernador de cualquier acto que atente contra el rector, su familia y cualquier universitario. 

“Nuestra universidad ha sido blanco del asedio, acción articulada y sistemática de las instituciones del gobierno del estado, que han llegado a la indeseable práctica de manipular a la opinión pública, no solo para desacreditar a las autoridades universitarias, sino para hacer parecer que es un gobierno dedicado a perseguir a todo aquel que se interponga en su objetivo de tomar el control de la máxima casa de estudios”, expuso.  

El académico hizo un repaso de las acciones emprendidas por el gobierno desde que Barbosa Huerta llegó al poder, como la revisión que emprendió la Auditoría Superior del Estado en “tiempo real” del ejercicio 2019 y que pretendía auditar todos los ingresos de la Casa de Estudios, aún los federales y propios, sin tener competencia.  

Otra acción del mandatario, dijo, fue el intento de nombrar un contralor interno a la BUAP, lo que atentaría a la autonomía universitaria. 

A esto, agregó, se suma los cuestionamientos del gobierno del estado hacia la dirección de la institución por el manejo del club de futbol Lobos BUAP y sobre la capacidad del Hospital Universitario para atender a pacientes contagiados con coronavirus. 

Igual, consideró como parte de esta campaña los señalamientos públicos que ha hecho el Gobernador en contra del rector Esparza Ortiz, así como las denuncias que presentó recientemente en su contra la ASE por supuestas irregularidades.  

"Ya basta señor gobernador", expuso el pronunciamiento que fue aprobado por unanimidad en la octava reunión virtual del Consejo Universitario. 

 “El Consejo Universitario identifica al rector como el principal centro de ataque del gobierno del estado y responsabiliza al gobernador de cualquier acto que atente contra el rector, su familia y autoridades universitarias”, agregó.  

Cabe señalar que apenas la semana pasada, el Auditor Superior del Estado, Francisco Romero Serrano, dio a conocer que interpuso denuncias contra Esparza Ortiz por presuntas operaciones simuladas, abuso de autoridad y tráfico de influencias. 

Pero ya antes, el mandatario estatal había informado que la Unidad de Inteligencia Financiera del Estado había acusado a la hija del rector, Luz Andrea Esparza, por supuestas operaciones con recursos de procedencia ilícita.  

A su vez, el rector manifestó que los principales afectados por supuesta “persecución política” emprendida por el gobierno estatal, son sus familiares.   

Sin embargo, dijo que es su "obligación" mantenerse al frente de la institución en el último año de su gestión y garantizar que, en 2021, sean los universitarios quienes definan a su sucesor. 

Ante las propuestas de integrantes del Consejo para realizar movilizaciones de la comunidad estudiantil, Esparza Ortiz pidió mesura a para evitar caer en confrontaciones o en hechos que podrían derivar en violencia. 

"Hago un llamado a la comunidad universitaria a mantener la calma antes de tomar acciones que puedan tornarse violentas para defender nuestra institución", asentó. 

"Si existen las pruebas que dicen tener desde hace más de un año de mi supuesta deshonestidad, es momento de presentarlas y dirimirlas ante instituciones verdaderamente independientes y justas, de lo contrario exijo que dejen de amenazarnos y presionarnos, exijo que nos dejen trabajar en paz como siempre lo hemos hecho, en beneficio de las y los poblanos", agregó el rector. 

Los directores de las distintas facultades leyeron pronunciamientos de apoyo al rector y la BUAP, en los que acusaron al gobernador de usar a las instituciones para perseguir al rector con intereses políticos.  

Francisco Vélez Pliego, director del Instituto de Ciencias Sociales y Humanidades “Alfonso Vélez Pliego”, expuso que es necesario que la Casa de Estudios además emprenda acciones políticas y jurídicas para denunciar el momento político que vive la entidad y que incluye a los distintos órganos del estado como el Congreso y la Auditoría Superior del Estado. 

Aseguró que esta “ofensiva” contra la institución tiene que ver con el proceso electoral que vivirá la entidad el próximo año.  

Como acción política propuso promover una reunión con la Comisión de Educación las Cámaras de Diputados y de Senadores para explicar las embestidas que ha enfrentado la BUAP desde que el gobernado Barbosa Huerta tomó posesión.  

Niega persecución

Por la noche, el gobierno de Puebla emitió un comunicado en el que negó los señalamientos hechos por la Asamblea Universitaria. 

“Categóricamente afirmamos que por parte del Gobierno de Puebla no existe persecución u hostigamiento hacia alguna persona. Esta administración cree en la ley, su compromiso es respetarla y hacerla cumplir. Desde el primer minuto hemos hecho prevalecer el Estado de Derecho y así seguirá siendo”, expuso.  

Agregó que el rector no personifica la autonomía universitaria de la BUAP y sólo es un servidor público que tiene que cumplir con las funciones y obligaciones que establecen las leyes y los propios ordenamientos universitarios. 

“Que se deje de utilizar como argumento la autonomía universitaria para confundir a la comunidad de la BUAP y a la opinión pública; así como para intentar evadir la rendición de cuentas, la transparencia y la aplicación de la ley”, reclamó el gobierno de Puebla.