Nacional

Tabasco "se ahoga" por torrenciales lluvias y avizoran complicado fin de semana

Villahermosa, así como los municipios de Jalpa de Méndez y Cunduacán, son los más afectados por la nueva inundación.
viernes, 30 de octubre de 2020

VILLAHERMOSA, Tab. (apro).- Otro torrencial aguacero, la entrada del frente frío número 9 y fallas en cárcamos de bombeo, provocó que varios municipios del estado se inundaran, entre estos Villahermosa, lo que causó pérdidas millonarias.

La nueva tragedia se presenta cuando aún los tabasqueños no se reponen de las inundaciones de principios de octubre, por el frente frío 4 y 5 que, oficialmente, dejó más de 600 mil damnificados en 13 de los 17 municipios de la entidad.

De acuerdo al director del Instituto de Protección Civil del Estado (IPCT), Jorge Mier y Terán Suárez, en menos de 24 horas – de ayer en la tarde a la mañana de hoy- cayeron sobre Tabasco 482 milímetros de lluvia, en récord histórico en la entidad nunca visto.

Mucho más de la mitad de los 600 mm que, en cuatro días consecutivos, provocaron la histórica inundación de octubre de 2007, la más grande registrada en Tabasco, que dejó más de un millón 200 mil damnificados.

El funcionario precisó que la emergencia que enfrenta el municipio de Centro (cabecera de Villahermosa), es consecuencia “única y exclusivamente de inundación pluvial”, problema que se complicó por la saturación de basura en drenajes y los remanentes que ya se traían por la pasada inundación.  

Alertó que en los próximos días, la interacción del frente frío número 9 con la onda tropical número 43, podría dejar más lluvias torrenciales de hasta 250 milímetros en Tabasco.

“Esto no es una buena noticia, porque posiblemente este sábado bajará el potencial de precipitaciones, pero el domingo tenemos un reforzamiento con el frente frío número 11. Vamos a tener un fin de semana complicado”, advirtió.  

El funcionario estatal mencionó que, pese a que la mayoría de los cárcamos sí operaron y siguen funcionando de manera normal, “el problema es que ante la cantidad de agua que ha caído, estos equipos no se han dado abasto”.  

Sin embargo, la queja recurrente de los habitantes inundados es que los cárcamos de bombeo para desalojar las aguas pluviales de nuevo no funcionaron, igual que durante las lluvias por el frente frío 4 y 5.

En su cuenta de Twitter, el gobernador Adán Augusto López Hernández reportó que Villahermosa, así como los municipios de Jalpa de Méndez y Cunduacán son los más afectados por la nueva inundación.

Asimismo, ordenó la instalación del Centro Estatal de Operaciones de Protección Civil para atender las afectaciones, coordinar labores de auxilio a la población y evaluar daños, en coordinación con el Ejército que activó el Plan DNIII-E.

En esta capital, el centro de la ciudad se anegó en más de un  metro y en algunas colonias y fraccionamientos hasta metro y medio, con pérdidas millonarias en comercios, supermercados, agencias automotrices, centrales camioneras y miles de casas.

El Hospital de Petróleos Mexicanos (Pemex), ubicado en el centro de la ciudad, sufrió cuantiosas pérdidas en equipos médicos que quedaron bajo el agua, como se observa en videos difundidos en las redes sociales. 

Las áreas de tomografía, atención a pacientes covid-19, cirugías, internados y morgue,  resultaron las más afectadas.

En el resto del estado, la autopista al municipio de Macuspana se redujo a un carril y la carretera hacia Teapa se cortó por vados en varios puntos.

“Megafraude”

Ante la nueva inundación, el senador perredista, Juan Manuel Fócil Pérez, exigió al gobernador Adán Augusto aclare el presunto “megafraude” en un contrato de casi 130 millones de pesos que la Secretaría de Ordenamiento Territorial y Obras Públicas (Sotop) asignó de manera directa a la empresa ODIS ASVERSA para rehabilitar y equipar con bombas siete cárcamos de Villahermosa.

De acuerdo al expediente 2044233- OTE 80/ SOTOP/UAF/ADF-001/ 2019, el contrato, por 129 millones 488 mil 833 pesos con 80 centavos, se firmó el 30 de diciembre de 2019 y ese mismo día la empresa debió iniciar los trabajos para concluirlos en 27 de junio de este año.

Sin embargo, cobró un anticipo de 40 millones de pesos, no cumplió y desapareció.

“Es necesario que el gobernador (Adán Augusto) aclare esta situación”, pidió el senador Fócil Pérez y resaltó que se trata de recursos federales del Ramo 15 de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU) del Programa Mejoramiento Urbano (PMU).

Los siete cárcamos - Noroeste, Manga II, Cicom, Pólvora, Malecón, Gaviotas Norte y el concentrador de la glorieta Tabscoob- se encuentran en la ribera del río Grijalva y su rehabilitación y dotación de bombas de mayor capacidad, servirían para extraer las aguas pluviales y evitar inundaciones en centro de Villahermosa.    

 

Galería de fotos