Mariano Soto, el influencer asesinado que causó polémica por extorsionar y ser 'periodista”

lunes, 5 de octubre de 2020
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- A pesar de la condena e indignación causada en redes sociales, el asesinato de Mariano Soto, administrador de la página de Facebook Tijuana Sin Censura, también provocó molestia porque se le vincula al gremio periodístico, cuando el occiso estaba cumpliendo una sentencia en libertad por el delito de extorsión. El domingo 4 de octubre, alrededor de las 17:00 horas, Soto fue acribillado a tiros y abandonado en un automóvil. Las versiones periodísticas difieren en la forma como fue asesinado y los motivos. Mientras algunos señalaron a un automóvil Cadillac, color gris, de donde le dispararon, otros indicaron que fue encontrado con un tiro en el pecho en el asiento del copiloto de un auto. En lo que sí coinciden es que, un día antes, el sábado 3 de octubre, Soto responsabilizó al alcalde de Tijuana, Arturo González Cruz; al secretario de Seguridad Pública de Tijuana, Jorge Ayón Monsalve; a los oficiales de la Policía Municipal, Luis Adrián Domínguez Ronquillo, Erasmo García López, Ildefonso Barrera Madrid, y al jefe de Distrito, Jesús Ernesto Ríos Noriega, de cualquier cosa que le sucediera. Según sus dichos, estas personas lo amenazaron porque ese mismo sábado había denunciado ante la Fscalía General de Justicia de Baja California que no habian reportado un decomiso de 600 kilos de cocaína. Un primer atentado Esta fue la segunda vez que lo habían intentado matar. La primera fue el 9 de septiembre, cuando circulaba por la Colonia Obrera y le dieron tres balazos, uno en el brazo y dos en la espalda. La última publicación en esta página fue el 23 de septiembre, con la siguiente denuncia: “La síndico Meli Espinosa, títere de Jaime Bonilla, hace un circo en lugar de vigilar a sus colaboradores, como el extorcionador de Tito Escobedo, hijo del chayotero Jorge Escobedo, quienes junto a Stevenson Escobedo extorsionan a policías municipales. ¡Hay pleito al interior del Ayuntamiento! Le duela a quien le duela, la síndico ya esta afuera de la contienda. #MS #MARIANOSOTO”. Nota de interés: Abandonan camionetas con 12 ejecutados en los límites de San Luis Potosí y Zacatecas Sentenciado por extorsión De acuerdo con medios estatales, el 9 de mayo fue detenido por su responsabilidad en el delito de extorsión contra un empresario. El 27 de septiembre fue sentenciado a cinco años de prisión y una multa por 22 mil 674 pesos. Se declaró culpable y ofreció disculpas porque desde hacía unos meses había extorsionado al secretario de Desarrollo Económico de Tijuana, Arturo Pérez Beher, para que le diera dinero a cambio de no iniciar una campaña en su contra en redes sociales. Soto debió estar encarcelado, pero debido al inicio de la emergencia sanitaria por covid-19 le declararon la libertad provisional y lo inhabilitaron para seguir con sus actividades en redes sociales o en su página de internet. Aunque no era periodista, Soto era parte del Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas, lo cual fue cuestionado por decenas de periodistas de Baja California en una carta enviada y difundida en la página de Facebook del colectivo #YoSiSoyPeriodista, el 18 de septiembre pasado. El mensaje fue dirigido a la presidenta de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), Rosario Piedra Ibarra, y al presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Baja California, Miguel Ángel Mora Marrufo, así como a la Mesa de Seguridad de Baja California, al Sistema Estatal de Protección y Atención a Perioditas y Personas de Derechos Humanos de Baja California y al mismo Mecanismo, en donde manifestaron su rechazo por darle protección a Soto, por el supuesto atentado en su contra. A la CNDH le recordaron la publicación, después que condenó en redes sociales el asesinato de Soto. Nota destacada: AMLO le sube cuota a Frenaa: deben llenar el zócalo varias veces hasta 2022 En la carta se señaló: “El sujeto en mención confesó y se declaró culpable en septiembre de 2019, ante una Juez en Tijuana, Baja California, por extorsionar desde el año 2017 a diversas personas, mediante la página ‘Tijuana Sin Censura’ que administra en Facebok, pues obligó a un empreaario aduanero a que le hiciera depósitos mensuales en sus cuentas bancarias durante un año, a cambio de no desprestigiarlo”. Desde 2018, recordó, este colectivo advirtió al Mecanismo “sobre las práctricas ilegales en las que incurrió Soto desde que este organismo lo consideró un ‘periodista desplazado y amenazado por ejercer su libertad de expresión’”. En la página Tijuana Sin Censura, “desde donde lanzaba insultos, difamaciones y calumnias, violentando además, repetidamente, las limitantes establecidas a los medios de comunicación por el Sistema Penal Acusatorio, pues nunca respetó la presunción de inocencia ni evitó la revictimización de las personas a las que exponía”. Criticó que el Mecanismo lo escondió en la Ciudad de México, lo cual no evitó que amenazara a cuatro periodistas de Tijuana y que, en lugar de retirarle la protección, el Mecanismo pretendía ampliárselas por el atentado en su contra derivado de sus publicaciones, pese a que no debía realizarlas por órdenes de la Jueza. Además, rememoró que, en mayo de este año, Soto fue acusado de portación de arma de fuego y estaba pendiente la solicitud de la Fiscalía General del Estado y del Sistema Estatal Penitenciario para que se le revocara el beneficio de la libertad por violaciones constantes a su sentencia. Por todo lo anterior, este colectivo exigió la desincorporación de Soto como beneficiario del Mecanismo. Tras el asesinato de Soto, la alcaldía de Tijuana solicitó a la Fiscalía General del Estado que realice una investigación “puntual y concreta” de los hechos porque “es indispensable para la opinión pública tener claridad de lo que ocurrió e informar a la brevedad todos los índices alrededor de este hecho”, según información de medios locales.

Comentarios