Adán Augusto denuncia una 'mafia” en CFE que daña a Tabasco con inundaciones

martes, 6 de octubre de 2020
VILLAHERMOSA, Tab. (apro).- El gobernador Adán Augusto López denunció que una “mafia eléctrica” que opera en la Comisión Federal de Electricidad (CFE) daña a Tabasco con inundaciones, con el desfogue de la presa Peñitas para garantizar energía “limpia, de calidad y barata” a la península de Yucatán. Dijo que se trata de funcionarios de sexenios pasados “incrustados” en la CFE que ven más por los negocios, sin importar que se inunden los tabasqueños. "La triste realidad es que hay una serie de personajes que vienen de dos y tres gobiernos neoliberales que se encargan del manejo de las presas. Se hace lo que ellos quieren y tengo evidencias que comprueban que Peñitas está dedicada única y exclusivamente a generar energía eléctrica a la Península de Yucatán y que Tabasco que se amuele”, acusó. “Es la mafia de la energía eléctrica. El licenciado (Manuel) Bartlett está limpiando esa mafia en CFE y tiene nuestro apoyo para que lo haga", añadió.
Te recomendamos: Medio millón de personas afectadas por lluvias en Tabasco
Adán Augusto López aseguró que tiene pruebas de que en el manejo de la presa Peñitas se privilegia la generación de energía para la península de Yucatán y no la seguridad de la población tabasqueña, por ello, dijo, se procederá “por la vía jurídica” para que la CFE pague los daños ocasionados en varios municipios. Aclaró que no todas las afectaciones por inundaciones son por mal manejo de Peñitas, pero comunidades que están en los márgenes del (río) Samaria, por donde bajan las aguas de la presa hacia la planicie tabasqueña, son afectadas, principalmente en los municipios de Nacajuca, Jalpa de Méndez y Cunduacán. “Ahí hay una responsabilidad, por eso nos vamos a ir por la vía de demandar la responsabilidad del Estado para que se paguen daños y perjuicios", señaló. Reportó que hasta ahora tres personas han perdido la vida por la inundación. Según el Instituto de Protección Civil del Estado (IPCET), hasta el domingo 4 por la noche había 593 mil 150 damnificados en 405 localidades, en 14 de los 17 municipios del estado, 24.6 por ciento del total de la población de Tabasco. Los municipios afectados son Centro (cabecera de Villahermosa), Balancán, Nacajuca, Jalapa, Jalpa de Méndez, Huimanguillo, Cárdenas, Cunduacán, Tacotalpa, Teapa, Paraíso, Centla, Macuspana y Jonuta, donde hay 74 refugios con cuatro mil 595 personas.

PRD exige investigar corrupción en contrato

Por su lado, el senador perredista, Juan Manuel Fócil Pérez, pidió al gobernador Adán Augusto no solo echar culpas a la CFE y exigió que aclare un contrato de 130 millones de pesos que su gobierno asignó a una empresa para instalar bombas en siete cárcamos de Villahermosa y evitar inundaciones, la cual cobró un anticipo de 40 millones de pesos y no cumplió. Dijo que fue un contrato “asignado de manera directa”, sin licitación, consecuencia de la “ley compadre” que el gobernador Adán Augusto promovió y el Congreso del estado se la aprobó hace dos años, pero que finalmente la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) se la echó abajo. “Hoy estamos viendo las consecuencias de las transas, no hay control, las obras y contratos se asignan a los compadres, a los cuates”, reprochó. “Estamos hablando de 130 millones de pesos, no es cualquier cosa, se le dio un anticipo de 40 millones a la empresa y no ha cavado ni un hoyo de cinco centímetros”, cuestionó. Lo que ahora procede legalmente, añadió, es cancelarle el contrato y a través de la fianza tratar de recuperar el dinero del anticipo. “Pero que quede constancia que es producto de la decisión del gobernador para tener el control de todos los contratos y compras del gobierno. Hay muchas cosas irregulares, funcionarios del gobierno venden al mismo gobierno a precio alzado, esto es un desorden, es corrupción que denunciamos desde hace dos años y hoy lo estamos viviendo”, manifestó. Con dinero proveniente del Ramo 15 de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), el contrato fue asignado por la Secretaría de Ordenamiento Territorial y Obras Públicas (Sotop) a la empresa “ODIS ASVERSA”, por 111 millones 628 mil 305 pesos más IVA, un total de 129 millones 488 mil 833 pesos con 80 centavos, de acuerdo al expediente 2044233- OTE 80/ SOTOP/UAF/ADF-001/ 2019.
Puedes leer: Candidato a dirigir Morena propone nombrar “Tabasco de López Obrador” al estado natal del presidente
De acuerdo con la licitación pública nacional número LA-927009981-E1-2019, el acto de presentación de propuestas para suministrar e instalar bombas y equipos en los cárcamos Noroeste, Manga II, Cicom, Pólvora, Malecón, Gaviotas Norte y concentrador de la glorieta Tabscoob, se realizó el 17 de diciembre de 2019. Cuatro empresas participaron y cotizaron montos de entre 109 y 165 millones, el fallo estaba programado para el 20 de diciembre, pero fue diferido para el jueves 26 de diciembre, declarándose finalmente desierta la licitación. Sorpresivamente, sin cumplir el requisito de cinco días hábiles para este tipo de asignaciones, de acuerdo a la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del gobierno federal, el lunes 30 de diciembre Sotop entregó el contrato de manera directa a la empresa ODIS ASVERSA que ni siquiera había participado en la licitación pública que fue declarada desierta. El plazo fijado para concluir los trabajos fue de 180 días, debió iniciar el 30 de diciembre de 2019 y terminar el 27 de junio de este año, sin embargo, la empresa no cumplió y los 40 millones de anticipo siguen en el limbo. Los siete cárcamos donde se instalarían las bombas se encuentran a lo largo de la ribera del río Grijalva que atraviesa Villahermosa, y el propósito era evitar inundaciones en el centro de la ciudad, fraccionamientos y colonias populares. Donde ahora hay reclamos y protestas de la población que sufre inundación, con bloqueos de calles, carreteras y puentes porque los cárcamos “no funcionaron”.

Comentarios