Casos de Miriam y Edgar cimbran Puebla: desaparecieron y fueron localizados muertos

viernes, 9 de octubre de 2020
PUEBLA, Pue., (apro).- En las últimas horas, dos personas que habían sido reportadas como desaparecidas en esta entidad, fueron encontradas muertas. Familiares de Miriam P., de 31 años de edad, informaron que fue localizada sin vida en un paraje de la localidad de Otzoltepec, junta auxiliar del municipio de Tehuacán. La mujer, madre de dos niños, había desaparecido desde la mañana del 17 de septiembre, cuando salió de su casa y ya no regresó. Sus parientes y amigos lanzaron una campaña en las redes sociales para tratar de ubicarla. El lunes de esta semana, campesinos de Otzoltepec avisaron a la policía que habían encontrado el cuerpo de una persona que estaba en descomposición y era devorado por perros. Nota relacionada: Karla y Kenia, las mujeres trans desaparecidas en Jalisco que la ONU urge localizar Las autoridades trasladaron al Servicio Médico Forense de Tehuacán los restos de la mujer que presuntamente presentaba huellas de tortura y estaba maniatada. A ese lugar, acudieron los familiares quienes confirmaron que se trataba de Miriam. Existen versiones no confirmadas por la Fiscalía General de Puebla de que este caso podría estar vinculado con redes de tratantes de mujeres y que serían los responsables de otras desapariciones y feminicidios que se han registrado en esa zona. También se dio a conocer el caso de Edgar Yahir Rodríguez, estudiante de preparatoria de 19 años de edad, quien había desaparecido desde el 3 de octubre en la localidad de Zaragoza, y fue encontrado muerto en los límites del municipio de Tlatlauquitepec. Los familiares del joven igual habían emprendido una campaña de búsqueda en las redes, pues se tenía conocimiento que desde la tarde del sábado Edgar Yahir salió del municipio de Zaragoza para dirigirse a Teziutlán, de donde era originario, pero ya no supieron nada sobre su paradero. Te recomendamos: Conacyt suprime apoyos a investigadores de la Ibero que son parte del SNI El jueves, campesinos de Tlatlauquitepec encontraron un cuerpo entre los plantíos, que por la vestimenta se presumió que se trataba del estudiante. Esto fue confirmado horas después cuando sus familiares acudieron a reconocer el cuerpo. Hasta ahora, la Fiscalía General del Estado no ha emitido información sobre este caso y sobre las posibles causas de la muerte del joven, aunque versiones extraoficiales señalan que su cuerpo estaba cubierto con ramas, por lo que se presume que se trató de un asesinato.