Conmueve en Oaxaca niños que venden dulces pa’ comprar sus cuadernos (Video)

viernes, 9 de octubre de 2020
OAXACA, Oax. (apro).- “¡Pobres niños!”, exclamarán algunas personas al ver el video de dos pequeños que venden dulces para obtener dinero y poder comprar sus cuadernos con la finalidad de continuar sus estudios, en la montaña de Oaxaca. Otros replicaran con enfado ¿Por qué pobres? Además de ganarse la vida honradamente, estos pequeños con una candidez natural dan muestra de tener una conciencia sanitaria al portar cubrebocas y recoger la basura de los productos que venden para cuidar el medio ambiente. Tal vez no sea noticia ver a niños vendiendo dulces en Oaxaca, entidad donde hay dos millones 714 mil 700 personas en situación de pobreza y 951 mil 800 personas en pobreza extrema, según cifras del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) en 2018. En un video de un minuto y 34 segundos que conmovió en redes sociales muestra a dos niños que venden frituras y dulces utilizando una carriola para bebé como un carrito móvil donde exhiben sus productos “pa’ que saquemos para nuestros cuadernos, nuestros útiles de nuestra escuela”. https://twitter.com/proceso/status/1314662174606802946?s=20
Te puede interesar: Joven vendedor de empanadas se vuelve viral y ya lo busca estratega de Slim (Video)
Se trata de dos pequeños de entre 8 o 9 años de edad que fueron entrevistados en la montaña, casi limitando con la región de la costa, precisamente en Pluma Hidalgo. Un pequeño muy seguro le dice a su compañero: “Échale, habla tú primero” -pero al observar que su socio no tenía bien puesto el cubrebocas le reprendió con su lenguaje costeño- “ponte tu cubrebocas verga”. Y mientras su colega se colocaba bien el cubrebocas color amarillo, el niño que vestía un pantalón en color azul arremangado, una camiseta con estampado de caricaturas y unos tenis vencidos por el tiempo y el uso, explicó: “Nosotros somos de este negocio que andamos vendiendo. Y yo vivo en el centro. Aquí se llama Finca Don Gabriel, Pluma Hidalgo, Pochutla, Oaxaca. Nosotros vivimos en la entrada, él vive en la colonia Juárez…” El otro chico que viste un pantalón gris roto, una camiseta con estampado de caricaturas y unas chanclas desgastadas lo interrumpe al agregar: “él vive en San Martín” -su compañero nuevamente le reprende- “¡Cállate!, verga”.
También puedes leer: Padres del vendedor de empanadas rechazan apoyo de estratega de Slim
Y abunda: “nosotros andamos vendiendo pa’ que nos paguen, pa’ que saquemos para nuestros cuadernos, nuestros útiles de nuestra escuela”. Fue entonces que le dio la palabra a su socio al tiempo que le pasó un micrófono digital: “Te toca hablar”. El otro abunda sobre su negocio: “Estos productos son de nosotros. Si ganamos, toda la feria es para nosotros y ya lo repartimos yo con él”. El entrevistador al hurgar en el carrito móvil de dulces se encuentra un compartimento donde hay envolturas vacías de frituras: De inmediato, el chavito emprendedor explica: “Ahí juntamos la basura porque el jefe de aquí dice que no debemos tirar basura por el medio ambiente. Tenemos que cuidar el medio ambiente y no debemos tirar la basura en la calle”. Antes de terminar su explicación mostraron su grandeza al mandar un mensaje de agradecimiento: “Por eso le damos gracias a Dios, a ustedes, a Dios que los ayuda, que los proteja y los cuida, que nadie los asuste ni los espante y gracias por eso.  

Comentarios