Nacional

Se señalan unos a otros en QR por disparos en protesta feminista en Cancún

Tanto el gobierno estatal de Quintana Roo como el municipal de Cancún se culpan mutuamente por los disparos al aire en contra de manifestantes durante una protesta feminista en ese punto turístico.
martes, 10 de noviembre de 2020

CANCÚN, QR. (apro).- Las autoridades estatales de Quintana Roo y las municipales de Cancún se culparon mutuamente de los disparos al aire durante una manifestación para exigir justicia por el asesinato de una joven identificada como Bianca Alejandrina, mejor conocida como Alexis, en dicho punto turístico.

Por una parte, el gobernador de Quintana Roo, Carlos Joaquín González, responsabilizó al director de la policía municipal de Cancún, Eduardo Santamaría, de ordenar a sus subalternos dispersar con disparos al aire a los manifestantes, por lo que pidió a la alcaldesa de ese municipio, la morenista Mara Lezama, proceder de inmediato a darlo de baja, igual que al resto de los uniformados que participaron en el incidente.

En un mensaje videograbado y difundido a través de sus redes sociales, el mandatario refirió que él, personalmente, instruyó al titular de la Secretaría de Seguridad Pública estatal (SSP), Alberto Capella, a no agredir a los manifestantes tal y como se comprometió con los colectivos de mujeres con quienes se reunió la mañana de este lunes.

Las investigaciones, añadió, confirmaran si el secretario dio la misma instrucción al director de la policía municipal y, en caso de no haberlo hecho, “tengan la seguridad de que actuaré con contundencia”.

En tanto, la alcaldesa Mara Lezama culpó a la Policía Estatal; sin embargo, el titular de la Secretaria de Seguridad Pública de Quintana Roo, Alberto Capella, deslindó a la corporación.

Una manifestación feminista, precisó la alcaldesa en un videomensaje, “fue reprimida con violencia por parte de la Policía Estatal”,

“El gobierno municipal no tiene a su cargo elementos de la Policía, éstos están a cargo del Mando Único estatal”, subrayó.

No obstante, Alberto Capella rechazó la participación de la Policía Estatal en contra de los manifestantes.

“Es incorrecto. No hay policías estatales que hayan intervenido en ese vergonzoso hecho”, divulgó en redes sociales.

El jefe policiaco afirmó que va a aclarar “con precisión en las próximas horas quienes participaron” y que “ya se abrió una investigación en el ministerio público”.

Luego de asegurar que las víctimas de los hechos contarán con el apoyo de su gobierno, Carlos Joaquín dijo que “no es tiempo de echar culpas ni evadir responsabilidades, sino de seguir avanzando para resolver el problema de la violencia contra las mujeres”.

Antes del video, el gobernador quintanarroense había condenado la actuación policial en su cuenta de Twitter.

“Repruebo los actos de violencia que se dieron en Cancún esta noche. Repruebo totalmente la intimidación y agresión contra las y los manifestantes. Di instrucciones precisas de NO agresiones y NO armas en las marchas que se darían el día de hoy.

“Investigaré al irresponsable que dio instrucciones diferentes a éstas y ha provocado toda esta situación complicada para la sociedad de #QuintanaRoo. Actuaré con firmeza para que se aplique la ley a quien cometió esta agresión”.

El funcionario también informó que no había ninguna persona detenida antes, durante, ni tras las manifestaciones que se llevaron a cabo en distintos puntos de los municipios de Benito Juárez, Solidaridad, Othón P Blanco ni Felipe Carrillo Puerto.

Según las autoridades municipales, la respuesta de la policía tuvo como detonante el hecho de que los manifestantes comenzaron a vandalizar instalaciones públicas, como la Fiscalía y el Palacio Municipal, en protesta por la muerte de la joven Bianca Alejandrina, mejor conocida como Alexis.

Según los informes, Alexis salió de su hogar el sábado 7 de noviembre para vender un vaporizador y ya no regresó. Su cuerpo fue encontrado en dos bolsas de plástico, la noche siguiente.

La ONU exige investigar el operativo

La Oficina en México del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos condenó el uso excesivo de la fuerza y el uso de armas durante los actos de dispersión de manifestantes durante la protesta feminista en Cancún, por lo que urgió a investigar el operativo.

Lo anterior, luego de que el gobernador de Quintana Roo, Carlos Joaquín González, asegurara que él había dado la instrucción de no agredir ni utilizar armas durante los actos de dispersión.

"Las autoridades deben respetar proteger y promover el derecho a la manifestación. No debe hacerse uso de armas letales en protestas pacíficas. La policía debe regirse por principios de #UsoDeLaFuerza, que incluyen la necesidad, proporcionalidad, prevención y rendición de cuentas.

"Es esencial investigar el operativo, dado que las autoridades civiles dieron a conocer que habían girado instrucciones explícitas de no agresiones y no usar armas en la marcha de hoy", señaló el organismo.

Asimismo, condenó las agresiones y se solidarizó con periodistas, observadores de derechos humanos, detenidos y todas las personas que resultaron lesionadas durante los hechos registrados en Cancún la tarde-noche de este lunes.

De manera muy enfática, la ONU-DH México expresó su solidaridad con la familia de Alexis y de todas las víctimas de feminicidio en el país.

Comentarios

Otras Noticias